Opinión

Ahí viene la cabra mocha de Josefita Camacho

Donkey and Monkey

En un tiempo no muy lejano sucedió lo que tenía que suceder. ¿Qué ocurrió? Vamos por partes, a los que tienen orden de captura internacional les dieron en muchas ocasiones oportunidades para que se retiraran del poder en sana paz, incluso les hicieron las diligencias con algunos países para que les recibieran, los carajos hicieron caso omiso porque siendo como son hijos de Chávez, no podían defraudarle siendo menos soberbios que él.

Así las cosas, los años han transcurrido con ellos burlándose de cuantos diálogos les pusieron en bandeja de plata, Oslo, Barbados, República Dominicana y demás. Todas las voces contrarias a ellos, una y otra vez les decían: ¡Ahí viene el Tigre! ¡Ahí viene el Tigre! Y los carajos nunca le pararon bolas al asunto, se reían y ufanaban porque según ellos estaban muy respaldados entre otros por los cubanos, chinos, iraníes y soviéticos. Pues bien, el Tigre Americano llegó, y llegó bien arrecho disfrazado de Donald Trump.

Fue el secretario de Estado John Foster Dulles del presidente Dwight Eisenhower, que dijo categóricamente “Estados Unidos no tiene amigos; sólo tiene intereses”. Es cierto, esto lo han demostrado los gringos una y otra vez según la historia. Y de ésta frase se han copiado igualmente los cubanos, chinos, iraníes y soviéticos, ellos no son amigos de Maduro, Cabello, de Tareck El Aissami u otros de los que tienen orden de captura, ellos como buenos capitalistas son parte interesada de las riquezas del país, lo demás es teatro para el público de galería. En la China hay millonarios, en Rusia también, en Irán los hay escondiditos, la excepción es Cuba donde hay el pelabolas que jode y por eso necesitan estar como parásitos pegados de un país para medio sostenerse, porque si no fallecen de inanición, bastante años estuvieron pegados de la teta de la URSS hasta que colapso en el año 1991 y no pudo sostener más al parásito.

Luego en el año 1999 llegó Chávez al poder y dio nuevamente oxígeno al vividor que tenemos hasta nuestros días, nos han esquilmado de lo lindo como les ha dado la gana, nunca se sabrá sabrá la cifra exacta de todo lo han robado los cubanos con la complacencia de Chávez, Maduro y sus adláteres.

Los cubanos han sido indolentes hasta con sus congéneres, el programa de médicos cubanos que mandan al exterior es una vulgar explotación de sus semejantes. Solamente el nombre lo dice todo: “Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos, S.A. (CSMC, S.A.)". Qué curioso nombre para una firma que trabaja con seres humanos prestando servicios a otros seres humanos. Busqué en el diccionario la definición de Comercializadora y conseguí esto, cito:

“Comercializadora: Una empresa comercializadora es aquella que, como su mismo nombre lo dice, se encarga de comercializar un producto finalizado. Podríamos decir entonces, que la razón de ser de una empresa comercializadora es mercadear un producto y/o servicio ya existente o manufacturado.” Fin de la cita.

Que nombre tan inadecuado (repito) para una empresa que se supone al servicio de personas, no tienen siquiera el pudor de esconder lo que tienen en la trastienda. Hay mucho que decir de los sinvergüenzas que tienen el poder en Cuba explotando a su pueblo desde los años `60, pero ya el Tigre Trump se está encargando de ellos. Volvamos a nuestro tema central.

Decía pues, que la cúpula rojita se ha burlado y ofendido de forma continua una y otra vez, ya no tanto a los venezolanos, sino también lo ha hecho con el coloso del norte de manera reiterada, ahora palabra por palabra, el mundo se les puso más chiquito todavía. Como se sienten libres de burlarse, avergonzar y desairar a todo mundo, me voy a tomar la licencia de hacer con ellos algo similar. Por aquí van los tiros de este escrito, un poquito de su misma medicina. Es un relato ficticio que muchos desearían se hiciera realidad.

Comienzo

Cuando las personas han hecho tanto daño físico, material, y espiritual a todo un país, y se hacen conscientes de ello, comienza a tener manías persecutorias porque no saben en dónde está el enemigo de tantos que tienen, eso es una constante que se ha dado en casos similares, los individuos cambian de residencia perennemente no durmiendo en el mismo sitio casi nunca, esperan que otros prueben la comida antes de comer por miedo al envenenamiento, se rodean de varios anillos de seguridad y los rotan con regularidad, orden y observancia, supervisan personalmente cada ruta por donde transitan, no hacen vida social por supuesto, se atiborran de pastillas o bebidas espirituosas constantemente para evadir la realidad.

Maduro y Cabello, siendo cabecillas principales de todo esto, no podían escapar a la pesadilla de sentirse encerrados en un callejón que construyeron ellos mismos con la misma paciencia y dedicación con que arruinaron al país. Su entorno se hacía cada vez más pequeño por la misma desconfianza que sentían hasta de sus mismas sombras, les llegó el pitazo que algunos generales estaban llegando a un acuerdo para entregarlos y ganarse la recompensa y de inmediato agregaron más cubanos a sus anillos de seguridad para evitar sus detenciones, por un buen tiempo respiraron aliviados hasta que comenzaron a sospechar que algo no andaba bien con relación a los cubanos y su seguridad.

De los muchos hacker tarifados que tenían, hubo alguien que de manera confidencial les hizo llegar un mensaje: Tengo información delicada de la gente que les custodia. La cabeza de Ud. Maduro vale 15 millones y la de Diosdado 10, yo quiero los 25 millones, pero no en dólares sino en Dinares Kuwaití y les salvo el pellejo. Depositen hoy mismo en la cuenta que ya saben y les pongo al tanto. Así de directo era el recado. Los dos a quienes iba dirigido el mandado se reunieron.

Maduro: Coño Diosdado….¿Que te parece esa vaina? La gente que nos protege son los cubanos.

Diosdado: ¡Era lo único que nos faltaba! ¿Pero cómo puede ser posible algo así? A ellos desde hace 21 años les hemos dado de todo, petróleo, dólares, euros, oro, armamento…¡Hasta la vida de Chávez se la dimos en bandeja de plata para complacer a Fidel y quedarnos nosotros en el poder de manera facilitar más aun la penetración de todos ellos! ¿Cómo puede ser posible que nos vayan a traicionar?

Maduro: A mí me cuesta creer también, pero recuerda que ese hacker siempre ha dado en el clavo con todas las intercepciones que ha logrado y más de una vez nos ha sacado las patas del barro. Para ti y para mí ha sido siempre 100% confiable ¿Cómo desconfiar ahora de él?

Diosdado: Es verdad. ¿Entonces qué hacemos?

Maduro: ¿Que qué vamos a hacer? ¡Pagarle güevon pá salvar el pellejo!

Diosdado: ¿En Dinares Kuwaití? ¿Qué vaina es esa?

Maduro: Ya me informaron los economistas de palacio, aquí tengo la nota que me enviaron, y su equivalencia con el dólar, también aparecen en el informe otras monedas y su parida con el dólar, te leo: El Dinar Kuwaití es una moneda utilizada sólo en la región de Kuwait. No tiene valor líquido, pero es una referencia cuando se habla del mercado petrolero internacional. La fortaleza del dinar se basa en la importante producción de petróleo de Kuwait, uno de los actores principales del sector en Oriente Medio. El valor del Dinar Kuwaití es de ($3,29) la Libra Esterlina Británica ($1,32) el Euro ($1,11) y el Franco Suizo ($1,01)

Diosdado: ¿Y ese carajo para que quiere el dinero en esa moneda?

Maduro: Ese hacker se mueve a nivel mundial y conoce los movimientos petroleros. El caso es que en vez de 25 millones de dólares, tenemos que pagarle los 25 millones en Dinares que vienen siendo en dólares 82,25 millones, es decir que de un solo coñazo nos desplumó 57,25 millones más. ¡Este si es arrecho!

Diosdado: ¿Y cuánto hay que poner por cabeza?

Maduro: Aquí está la cuenta, son 41,125 cada uno. Yo lo pago ahorita y me transfieres esta tarde la cantidad tuya. Dicho esto levantó el teléfono y autorizó una transferencia al Deutsche Bank en un paraíso fiscal. Se sirvieron dos whiskies y sentaron a esperar la respuesta del hacker.

Breve historia. Las torres gemelas del Deutsche Bank, también conocidas como sede central del Deutsche Bank son dos torres gemelas situadas en el distrito Westend-Süd de Fráncfort, Alemania. Ambas torres tienen una altura de 155 m y son la sede del Deutsche Bank, el mayor banco de Alemania. Las torres gemelas se apodan a veces “débito y crédito”, los dos aspectos de toda transacción financiera. Este banco tiene sedes en paraísos fiscales y ha sido investigada por lavado de dinero. Para tener una idea del descaro en las transacciones ilícitas, un sólo edificio en las Islas Caimán que no es muy grande, es la sede de al menos 18 mil empresas.

El hacker recibió la transferencia y de inmediato envió la siguiente nota:

Este mensaje lo intercepté desde donde me encuentro, en horas de la madrugada de Europa, salió de Miguel Díaz Canel, quien hoy por hoy es el jefe de Estado de Cuba, autorizado por Raúl Castro, fue dirigido al Alto Mando Cubano que dirige todas las operaciones en Venezuela, dice así:

Altamente secreto.

  1. Considerando la grave situación de deterioro sufrida por los mandos políticos de Venezuela comandados por Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y demás personeros.
  2. Considerando que El Imperio con su presidente Donald Trump a la cabeza ha ofrecido una recompensa en metálico para aquel que entregue a los mencionados en el primer punto.
  3. Considerando que los otros aliados incondicionales: Rusia, China, Irán entre otros, desean separarse de la coalición para no involucrarse con unas figuras que ya no son únicamente tildados de violadores de Derechos Humanos y otros epítetos graves, sino ahora como narcotraficantes.
  4. Considerando todo lo anterior, se ha decidido cesar nuestras operaciones en ese país, ya que hemos recibido informes altamente confidenciales y confiables que la situación se agravara aún más con un riesgo considerable a nuestro personal destacado en la región mencionada.
  5. Punto único y final. Se debe comenzar de inmediato la evacuación aérea urgente de toda fuerza viva cubana del territorio en un plazo no mayor de 72 horas. Asimismo, se notifica que en breve estará aterrizando en Maiquetía un comando elite haciendo ingreso por rampa 4 que se encargará de secuestrar y entregar a las autoridades de EEUU a todos los requeridos sobre los que pesen las recompensas para cobrarlas de inmediato. Ya está conversado con la DEA e incluso depositaron el 50% de lo pautado. Es una orden a cumplir de manera expedita. Es todo.

Ese fue el mensaje enviado por el hacker agregando que en vista de la situación, a partir de este momento, había decidido incrementar sus honorarios en un 1000% por el alto riesgo que representaba toda figura ligada a la revolución bolivariana.

Cuando Nicolás y Diosdado leyeron aquello se atragantaron con sus bebidas, se hizo un silencio que hacia ruido, el primero tomó la palabra después de golpear una mesa con la palma de su mano.

Nicolás: ¡Bueno pues! ¡Ahora si nos jodimos! Primero teníamos a los militares y resulta que nos tenían montados, después nos blindamos más aun con los cubanos y ahora fíjate, nos tienen montados, ellos al mejor estilo de los capitalistas repiten lo mismo, “Cuba no tiene amigos, sólo tiene intereses”. ¿Qué hacemos Diosdado?

Diosdado: Esto si me agarró de sorpresa, no me lo esperaba y menos en estos tiempos de tantas urgencias, es que definitivamente ya no se puede confiar en nadie, ¿Dónde quedan entones los pactos de caballero? ¿Dónde queda la ética y los principios? ¿Dónde quedan los buenos modales y la honradez de palabra? Esto me parece una gran inmoralidad, una indecencia que no nos merecemos nosotros que hemos sido tan gentiles en todo momento con ellos, luego, con los ojos agüados y casi implorando voltio hacia el techo del palacio y dijo al mejor estilo del Chapulín Colorado: Y ahora, ¿Quién podrá defendernos?

Nicolás: Bueno, ya deja la habladera de güevonadas y pensemos de inmediato que vamos a hacer. Tenemos el tiempo en contra porque si el hacker recibió el mensaje en horas de la madrugada y considerando la diferencia de horario, quiere decir que tenemos menos tiempo del que podemos disponer. Así que piensa.

Diosdado: Bueno Nicolás, vamos a hablar con franqueza y claridad, ya no contamos con los militares ni con los cubanos, ¿Qué nos queda? A las FARC no las podemos traer porque el conflicto de intereses entre ellos los cubanos y los colectivos va a ser muy arrecho. Dicho esto se quedó pensativo y soltó un ¡coño lo tengo! Fue tan sonoro que se escuchó más allá del recinto donde estaban. ¡Lo tengo Nicolás! ¡Lo tengo!

Nicolás: ¿Qué es lo que tienes chico? Decía nervioso ¡Habla de una vez!

Diosdado: ¡Los colectivos chico! Los Colectivos son los que nos van a proteger, déjame hablar con la Piedrita y los Tupamaros y asunto arreglado ya tú vas a ver.

Nicolás: Bueno vale ni modo, no queda otra alternativa porque la vaina está bien pelua. Llámate a esos carajos y ponlos al tanto de manera urgente, échales el mismo cuento de siempre que hay que salvar a la revolución y vaina. A mí lo que pone las bolas bien acatarradas es salir del bunker de Fuerte Tiuna, donde tenía todas las comodidades cubiertas y ahora mudarme a un rancho en el 23 de Enero, bueno, ni modo, hay que sacrificarse por salvar a Venezuela.

Diosdado tomó su celular de última generación con tecnología de punta Iphone 11, y habló con Valentín Santana cabecilla del Colectivo la Piedrita, lo puso al tanto de lo que ocurría, el otro sin más estuvo dispuesto a ayudar en todo lo necesario pero eso sí, en vista del alto riesgo que significaba protegerlos de la DEA, la CIA, los militares y cubanos la tarifa por servicios prestados sería de 25 millones de dólares.

Diosdado: ¡Coño Valentín no me eches esa vaina! ¿Cómo nos vas a cobrar tanto real?

Valentín: Bueno mi compadre, una cosa es la revolución y otra los negocios. Ese dinero es el que están ofreciendo por entregarlos, yo los voy a cobrar por protegerlos. ¿Sí o no?

Diosdado: Bueno Valentín déjame ver cómo está el flujo de caja y te llamo en un rato.

Valentin: Okey camarada, ¡Hasta la victoria siempre!

Diosdado: Coño Nicolás, este Valentin si es arrecho, 25 millones de los verdes es su tarifa, esto es fin de mundo, ya no hay gente honrada en este país. Voy a llamar a los Tupamaros para ver si llegamos a un acuerdo. Dicho esto, marcó en el móvil el teléfono de Oswaldo Jiménez presidente de los Tupamaros y le puso al tanto de lo que estaba sucediendo. Éste le escuchó atentamente y luego dijo: Mi tarifa son 50 millones de los verdes.

Diosdado: ¡Coño Oswaldo! ¿Cómo me vas a cobrar esa vaina si Valentin se quiere tranzar en 25 palos de los verdes? No seas usurero.

Oswaldo: Mira Diosdado, Valentin y la Piedrita no tienen la logística ni el entrenamiento que tenemos nosotros, ese es un malandro e ‘barrio nada más, los cuadros de nosotros le garantizan a ti y a Nicolás que tendrán una seguridad que jamás habían soñado, les vamos a alojar en una casa de dos plantas, tiene jacuzzi, vista panorámica al Cuartel de la Montaña, las tres papas desayuno almuerzo y cena garantizados, además tenemos a la disposición damas de compañía de requerirse sus servicios, todo incluido en el mismo precio. Aprovechen ahorita porque no garantizo el presupuesto sino hasta la 1:00 pm que es cuando se sabe la nueva cotización del dólar.

Diosdado: Bueno Oswaldo, gracias por toda la información, te llamo más tarde.

Oswaldo: Hasta luego camarada. ¡Leales siempre, traidores nunca!

Diosdado: ¿Qué te parece Nicolás? El hacker nos quitó 82,25 millones y ahora los colectivos quieren seguir desplumándonos, nadie se imagina lo que cuesta ganarse los reales con el sudor de su frente, la gente se cree que uno tiene una matica e´real. ¿Qué hacemos entonces Nicolás?

Nicolás: Chico, vamos a quitarnos de pendejadas, habla con Valentin y cierra el trato, a ese malandro le podemos manejar mejor que a Oswaldo y sale más barato.

Diosdado hizo la llamada y todo quedó cuadrado a la perfección, después de hacerse la transferencia de los 25 palos verdes.

Quien había seguido el dedillo de todo cuanto estaba ocurriendo era el hacker, pues se había conectado con todas las llamadas desde que se empezaron a realizar, él también tenía un plan B. Tomó su celular e hizo una llamada desde Europa hasta el 23 de Enero, y sonó el teléfono de Valentin, éste cuando vio en la pantalla quien era se le dibujó una sonrisa y contestó.

Valentin: Hola camarada hacker, ¿Cómo está la vaina por Europa?

Hacker: Saludos Valentin, las cosas están muy bien por acá. Fíjate, como bien sabes, tengo acceso a muchas fuentes de distintos tipos, y yo al igual que tú nos desenvolvemos en el mundo de los negocios, la revolución es tan solo una quimera, una utopía para las mentes con desvarió y falta de imaginación que siguen creyendo en pajaritos preñados. Ese discurso es para el populacho, nosotros repito somos hombres de negocios. Sé lo que hablaron Diosdado y tu hace un momento, y me parece muy bien que hayas aceptado el encargo de la protección por 25 millones de dólares, ahora bien, yo te ofrezco de obsequio la mitad de ese dinero, es decir te regalo 12,5 más sin siquiera moverte de donde estas ¿Qué dices? ¿Aceptas?

Valentin casi se cae de la silla por la impresión que le causó la noticia y contestó.

Valentin: ¿Cómo es la vaina camarada? ¿A quién hay que matar?

Hacker: No chico tranquilo, no hay que matar a nadie, todo lo contrario más bien hay que proteger. Para bien la oreja, te cuento: Así como tengo contacto con altos niveles de Rusia, igual los tengo con los chinos, cubanos y también con el Departamento de Estado. Hablé con la DEA, y trazamos un plan sencillo de manera entregar a esos dos pajaritos y me paguen cash la recompensa. Cuando ellos me depositen, igual hago yo contigo. Te repito que somos hombres de business. Mira Valentin, pega cable a tierra y entiende que esos dos ya están quemados, no le sirven a los cubanos, tampoco a los chinos, ruso ni iraníes, ya no figuran en el panorama del día después, ya son pasado y tú y yo somos el presente, y por ello como gesto de buena voluntad va el presente para ti de los 12,5 millones. Te repito que no es nada personal son únicamente negocios. ¿Qué dices?

Valentin: Coño hacker, tú tienes razón. Esos carajos ya perdieron la brújula, si hubieran seguido tranquilamente con sus negocios sin levantar tanto polvo no hubieran alborotado el avispero, ahora tienen a los gringos arrechos y definitivamente cagaron la jaula. Hablando claro, a esos carajos no les debo ninguna fidelidad, mi compromiso era con el Comandante Eterno y ya se fue, yo cumplí con él y estoy tranquilo. Ahora dime, ¿Cómo vamos a hacer?

Hacker: Fíjate bien, luego que estés a cargo de la seguridad y les lleves al sitio pautado de reclusión, les vas a dar un somnífero que les duerma como niños. Cumplido ese paso, te voy a dar el teléfono de alguien de la DEA que estará esperando la llamada, avísale y él pasará buscando los paquetes, los llevará a la Embajada de EEUU en la Urbanización Colinas de Valle Arriba donde ya les espera un helicóptero que les llevará a una pista de aterrizaje clandestina donde abordaran un jet Gulfstream G700, que tiene una autonomía de vuelo de 14.000 km. La distancia de Caracas a Nueva York son 3431 km, es decir que los pajaritos despertaran del dulce sueño en el imperio y allí comenzara su pesadilla.

Valentin: Okey hacker, dalo por hecho. Vamos a salir de esa vaina de una vez por todas. Hoy a las 22:00 hora de Caracas haré la llamada al número que me vas a dar de manera que todo se ponga en marcha. ¿Quedamos así?

Hacker: Esta bien Valentin hasta luego y no te despidas de mi con una consigna revolucionaria porque seguro que te mento la madre.

Valentin: Ja aja ja. Las consignas son para seguirles el juego a los ilusos soñadores. Chao hacker.

Las cartas estaban echadas y el hacker sabia jugarlas muy bien. Era muy diestro, astuto y sagaz en su papel de doble, triple o cuádruple agente, trabajaba para todos sin una fidelidad total a nadie, seguía el conocido lema capitalista: no tenía amigos sólo tenía intereses.

Valentin pasó buscando a Maduro y a Diosdado por Miraflores en un Ford Maverick del año 1977 completamente destartalado, les dijo que era lo mejor de manera pasar desapercibido, explicó que la maleta era grande y espaciosa para que cupieran los dos, allí se armó el peo.

Nicolás: ¡Nojoda Valentin! Yo no me voy a meter en una maleta de un carro mugriento.

Diosdado: ¡Y yo tampoco! ¡Y yo tampoco!

Valentin les empezó a calmar diciéndoles que era por su seguridad, de todas maneras desde Miraflores hasta el 23 de Enero es un trecho bastante reducido de espacio y llegarían rápido. Que tomaran las cosas con calma porque con la desesperación no llegaban a ninguna parte como no fuera a un punto muerto. Asimismo les hizo saber también que desde ese momento él estaba a cargo de la seguridad de ambos, por tanto el escogería lo que mejor conviniera a ambos. Con estas palabras hicieron mutis los dos aludidos.

Costó meterse en la maleta pero lo lograron, Valentin la cerró y empezó la marcha rumbo al 23 de Enero. El carro tenía un orificio en el escape y parte del humo le llegaba a los ocupantes de la maleta, ese no fue el peor de sus males, resulta que en el almuerzo servido en Palacio, habían comido caraotas con queso blanco rallado por encima, ensalada de repollo con huevos cocidos, carne mechada, aguacate otros contornos y de postre un quesillo con abundante leche condensada. Como buenos comunistas que despotrican del imperio pero no pueden vivir sin él, se tomaron sus buenas Coca Colas.

Como es de suponer, toda aquella ingesta de alimentos variados eran detonadores de gases altamente explosivos, y ayudaba en ello la posición fetal en que se encontraban, los brincos que daban en el carro y los nervios por todo lo que estaba ocurriendo. ¿El resultado? Un auténtico concierto de peos donde uno disparaba y el otro le respondía a cual más hediondo, hubo un momento donde Diosdado no aguantó y se fue en vómitos, acto seguido se le abrieron los esfínteres y empezó a cagarse por la libre, Nicolás ante la gigantesca hediondez, también comenzó a vomitar y siguiendo a Diosdado empezó a cagarse también los pantalones, así llegaron al sitio de destino, acalambrados por la incómoda posición y un olor pestilente no tanto por el tubo de escape roto sino por otros tubos de escape nauseabundos y pestilentes.

Cuando Valentin abrió la maleta, aquel vaporón pestífero, fétido y repugnante que estaba comprimido en ese espacio le explotó en la cara como una granada fragmentaria porque le envolvió en toda su humanidad, comenzó a toser y luego se arrodillo a vomitar hasta la bilis, cuando logró recuperarse les dijo: ¡Fó! ¡Fó! Uds. comerán como príncipes pero cagan como lateros.

Se instalaron en un rancho donde existía lo básico, todo había sido tan rápido que no hubo tiempo de planear absolutamente nada, por ello habían tenido que refugiarse en un sitio tan poco acogedor. Pasaron el resto del día planeando entonces hacia donde se dirigirían al día siguiente de manera cambiar su condiciones de vida para mejor, ¡Qué ilusos! No tenían la más remota idea que el día siguiente les depararía la mayor sorpresa de sus vidas,…¡Para peor!

Cenaron algo ligero pues Valentin no quería recibir nuevamente una experiencia tipo Guaire como la ya vivida, les había dado el soporífero en el jugo y cayeron ambos rendidos, a las 22:00 pm hizo la llamada y el agente de la DEA con otros compañeros se presentó con mucha puntualidad a buscar los paquetes acordados, montaron los dos bultos luego del reconocimiento facial y haber tomado huellas que cotejaron gracias a un dispositivo que traían consigo, hecho esto, se dirigieron a la Embajada donde fueron montados en un helicóptero y llevados a la pista reservada, el avión abrió la escalerilla y listo. Los peces habían caído en la atarraya.

En un avión comercial a 805 kilómetros por hora, el trayecto Caracas New York dura aproximadamente 4:44 hora/minutos, el viaje en un avión jet Gulfstream G700 es más rápido. Salieron de Caracas a las 11:30 pm llegando a destino a las 3:30 am. En el interior del avión les habían inyectado para que se les pasara el efecto del somnífero más rápido, ¡Y la cara que pusieron los querubines al darse cuenta donde estaban! El primero en hablar fue “el presidente”

Nicolás: ¡Esto es un atropello contra los Derechos Humanos! ¡Apelo a la Convención de Ginebra porque esto es un secuestro!

Los agentes les leyeron sus derechos y dijeron: Todo lo que digan puede ser usado en su contra. Diosdado estaba calladito con el miedo reflejado en el rostro. A las 9:00 am de ese día, estaban siendo presentados ante el fiscal Geoffrey Berman, fiscal del distrito sur de Nueva York, era el comienzo de sus entierros en vida.

A todas estas el hacker había cobrado completico la recompensa. Valentin hizo una llamada al hacker, se veía entusiasmado con una voz optimista por el dinero ganado sin moverse siquiera de su casa, preguntó por su parte ofrecida.

Valentin: ¡Hola hacker! Ya hice todo cuanto acordamos, te voy a dar mi número de cuenta para la transferencia, y …..

El otro lo cortó inmediatamente. Y con voz grave le dijo:

Hacker: Valentin, en el mundo de los negocios no se tiene amigos, sólo se tienen intereses.

Valentin: A mí me pagas mi dinero o te lo cobro de otra manera.

Hacker: Deja las amenazas porque te puede salir muy caro la jugada, en primer lugar yo salí con mis familiares de Venezuela hace muchos años atrás por el régimen despótico del cual eres parte activa, no tienes la menor idea de quién soy y lo que hago. Como adelanto, si vuelves a llamarme, voy a sacar públicamente todo lo que hubo detrás del atentado contra José Pinto secretario General de Tupamaro, sucedido años atrás en La Guaira y quienes fueron los que lo promovieron contigo a la cabeza. De llegarse a saber, te van a buscar como el nombre de tu colectivo, hasta debajo de la piedrita. Y colgó. Había dejado a Valentin por fuera como la guayabera.

Ahora Valentin debía luchar por su vida, porque las noticias corren como la pólvora, él a cuenta de guapo y apoyado se había enemistado con un vecino atropellándolo y vejándolo, el vecino había visto por su ventana todo cuanto había sucedido y sacado fotos inclusive colgándolas en Internet, todo mundo sabía la traición cometida por Valentin, su cabeza ahora era la que tenía precio. Habían sorprendido nuevamente a Pedro Navaja.

Igualmente sorprendidos habían quedado los militares, cubanos y todo aquel que apetecía las recompensas, se habían escapado dos pero ahora iban por las cabezas de los otros que estuvieran en Venezuela, a saber: Tareck El Aissami, Maikel Moreno, Vladimir Padrino, Néstor Reverol, Nervis Gerardo Villalobos Cárdenas, Luis Motta, Oscar Rafael Colmenares Villalobos, Joselit Ramírez, Rafael Antonio Villasana Fernández, Vassyly Kotosky Villarroel, Edylberto José Molina.

Todos querían las recompensas y andaban contra reloj por la feroz competencia entre ellos. Dicen que las revoluciones se comen a sus hijos, sobre todo si en este caso son tan apetecibles económicamente como esos de hijos …..de Chávez.

En el norte, el fiscal Geoffrey Berman, fiscal del distrito sur de Nueva York y los fiscales federales adjuntos Amanda L. Houle, Matthew J. Laroche, Jason A. Richman y Kyle A. Wirshba a cargo de la acusación estaban muy activos, lo mismo sucedía con Ariana Fajardo Orshan fiscal general del distrito sur de Florida. Ambas fiscalías de Florida y Nueva York trabajaban en conjunto llevando todos los casos. Cito:

“El Departamento de Justicia informó que a Maduro se le acusa de cuatro delitos: 1.- participar en una conspiración narcoterrorista, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 20 años y un máximo de cadena perpetua. 2.- conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 10 años y un máximo de cadena perpetua; 3.- usar y transportar ametralladoras y dispositivos destructivos utilizadas en apoyo de las conspiraciones de narcotráfico e importación de cocaína, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 30 años y un máximo de la vida en prisión; y 4.- conspirar para usar y transportar ametralladoras y dispositivos destructivos, lo que conlleva una sentencia máxima de cadena perpetua”. Fin de la cita.

Las cosas no pintaban nada bien para los acusados, por ello, ambos decidieron contratar al abogado Jeffrey Lichtman, este jurista ha representado en otras ocasiones a delincuentes de alto perfil como el mafioso John Gotti Jr y el Chapo Guzmán, el primero de los nombrados salió en libertad, el segundo recibió cadena perpetua. Los honorarios que cobra son multimillonarios.

En el caso de Nicolás y Diosdado, el abogado argumentó distintas explicaciones en favor de sus defendidos pero le sucedió igual que en el caso del Chapo Guzmán, hubo muchos alegatos en defensa del mejicano pero todo se cayó cuando sus compinches, “hermanos del alma” quebrantaron una ley sagrada para los mafiosos, es el código de honor que envuelve a La Ley del silencio: La Omertá. Uno a uno esos narcotraficantes y sicarios que habían sido inseparables con él, se sentaron en el banquillo señalándolo directamente con el dedo índice en señal de culpabilidad, algunos de ellos iban a cumplir cadena perpetua y hubo rebajas en su condena, era patética y dramática la cara del Chapo al observar a sus antiguos amigos cuando le acusaban.

En el caso de los rojitos, el asunto siguió el mismo trayecto, no hubo un ápice de escapatoria porque las pruebas que se habían recabado desde el año 1999 eran contundentes, amén de las declaraciones presenciales que cada uno de los testigos aportó para hundirlos hasta profundidades nunca imaginadas por ellos. Eran camaradas que habían jurado una y otra vez fidelidad a la revolución, jodiendo de todas las formas posibles a lo largo de 21 años a los venezolanos en demostración de lealtad, esos bandidos igual que ellos, estaban allí con su cara muy lavada acusando con el índice a los dos detenidos que habían sido sus jefes. Los indiciados no daban crédito a lo que vivían, estaban anonadados, demolidos y aplastados ante las decisivas pruebas en su contra. No teniendo derecho al pataleo, a los dos les correspondió cadena perpetua y pagar las costas al estado por hacerle perder tiempo en el juicio.

Así las cosas, fueron a parar con todos sus huesos a una prisión de supermáxima seguridad en el Estado de Colorado, donde cumplían condena presos muy peligrosos para la sociedad, allí estaba recluido el Chapo Guzmán. Algunas características de la cárcel eran, cito.

“Dentro de ADX hay cientos de cámaras, puertas de seguridad electrónicas y procedimientos para controlar todos los aspectos de la prisión, Hay diferentes niveles de seguridad en el interior y el personal pasa lista de los prisioneros hasta siete veces al día. Las celdas de ADX son del tamaño de un estacionamiento de auto y su mobiliario está hecho con concreto. Los presos están en celdas individuales hasta 23 horas al día y reciben recreación en jaulas individuales. No existe una vista del terreno local, solo vistas del cielo. Las celdas miden 3,5 metros de largo por dos metros de ancho. Tienen camas, escritorio, taburete y estante, pero todo esto está hecho de concreto, para evitar que puedan moverlo. También hay un monitor de TV que transmite programas educativos y servicios religiosos. Las ventanas miden casi un metro de alto pero apenas 10 centímetros de ancho. Hay ducha, inodoro y lavabo. Lo que hacen algunos presos es gritar a través de las tuberías del lavabo en sus celdas y el de al lado puede escucharlo, a veces hablan así”. Fin de la cita.

Ese era el sitio donde pasarían el resto de sus días Nicolás y Diosdado.

Al llegar a la prisión, les desnudaron y revisaron bucal y corporalmente, les indicaron que se agacharan, tomaron fotografías de distintos ángulos, fueron reseñados y enviados cada uno a su celda, tenían calabozos contiguos.

Las sorpresas no habían acabado para ellos. Nicolás al abrir la puerta del dormitorio, consiguió que lo compartiría con otra persona, era un negrote con un porte y altura de este tamaño, lo mismo ocurrió al llegar Diosdado a su sitio, dos negrotes King Size, uno para cada uno.

En la naturaleza, la cadena alimenticia declara que el pez grande se come al chico, a su vez la selección natural indica que en las especies sobreviven aquellos individuos que se han adaptado, crecido y desarrollado de acuerdo al medio ambiente donde han avanzado. Los dos negrotes tenían recorrido y curriculum.

Nicolás: ¡Guardia! Esto es un atropello, yo estaba enterado que las celdas en esta prisión eran individuales, no se compartían con otro detenido.

El detenido al que Nicolás hacía mención, estiró la mano.

Donkey: Mucho gusto.

Los guardias trancaron la celda.

Una escena similar le tocó a Diosdado, su negrote le estiró la mano.

Monkey: Mucho gusto.

Por lo visto esta noche, iba a ser para los recién llegados el preámbulo de muchas noches difíciles de olvidar, sabrían por experiencia propia a partir de este momento lo que significaba en toda su extensión la palabra Violación de Derechos Humanos.

Donkey and Monkey eran hermanos y nietos nada menos que de Nelson Mandela, nacidos en Johannesburgo municipio de Soweto donde vivió también su abuelo, en estos tiempos ya el Apartheid ha sido proscrito de Sudáfrica, pero sigue existiendo en otros lugares del mundo, por ejemplo en EEUU adonde habían llegado para hacer una mejor vida, fueron discriminados una y otra vez por el color de su piel, sobre todo las autoridades policiales fueron muy crueles en su trato con los dos hermanos, recibían una y otra vez la humillación hasta que llegó un día que la gota derramó el vaso, estallaron y golpearon a unos policías, fueron arrestados y condenados a las penas más severas, en los distintos sitios donde cumplieron sus penas debían acudir a la violencia de manera hacerse respetar y fueron granjeándose un nombre y fama.

Eran negros atléticos muy fornidos de estatura considerable, las marcas en sus caras y brazos daban señales de las refriegas en batallas ganadas y perdidas, ese perfil a lo Mike Tyson era un imán para las féminas que les gustaba estar cerca del peligro en la borderline. En el fondo tenían un buen corazón herencia quizás del ADN del abuelo Nelson, pero las circunstancias les habían endurecido ciertas áreas para poder sobrevivir en el ambiente donde se desenvolvían.

Estos hermanos eran gemelos, tan iguales como dos gotas de agua. Los gemelos vienen de un mismo óvulo y de un mismo espermatozoide que lo fecundó, por ello son idénticos y es difícil diferenciarlos, pero la única diferencia que había entre ellos siendo un secreto bien guardado, era que aun cuando los dos tenían los miembros viriles muy bien dotados, Donkey lo tenía un poco más pequeño que Monkey, ellos asumieron los nombres que tenían para divertirse y a su vez engañar a quien requiriera de sus servicios. Sucedía a veces que una mujer tenía relaciones con Donkey y quedaba exhausta por el gran tamaño de su pene, pero queriendo repetir la experiencia con el otro hermano, con Monkey pensando que tenía el pipi más pequeño se llevaba una gran sorpresa.

Estuvieron casados igualmente con unas hermanas gemelas oriundas de La India, que fueron muy bien educadas dentro de su círculo, en las artes amatorias del Kamasutra. La sexualidad para ellos era libertina porque la afinidad, similitud y concordancia era tanta que se intercambiaban de pareja de manera tan natural como tomarse un vaso de agua.

Sigamos. De acuerdo con la severísima ley de los tres strikes de California (también conocida como la ley “tres strikes y estás ponchado”), eran candidatos a prisión perpetua de conseguirles culpables, estaban a la espera de las apelaciones que habían introducido en la corte. Mientras aguardaban el dictamen, estaban recluidos en esa prisión federal de alta seguridad denominada ADX.

A ellos, les irritaba y disgustaban las personas que humillaban en cualquiera de sus formas a otros, a cuenta de tener autoridad, superioridad o ventaja manifiesta. Tal vez por haber conocido todo lo que ocurrió a su abuelo que duro 27 años preso, llevando palos, humillaciones, degradaciones, desigualdades y cuantas deshonras puede soportar un ser humano, tal vez por sus experiencias propias de también haber llevado muchos golpes morales físicos y espirituales, el caso es que le tenían animadversión a los abusadores. Nicolás y Diosdado eran de esos precisamente.

Ya instalados Nicolás con Donkey y Diosdado con Monkey en sus celdas correspondientes, los dos camaradas temblaban como hojas al tener cada uno a su lado a tamañas figuras de ébano monolíticas como el concreto.

Donkey: Mira Nicolás, leí en The New York Times unas declaraciones tuyas venidas de Venezuela donde comentabas que a ti se te podía acusar de todo, menos de ser un narcotraficante o terrorista, es decir que se te puede culpar de violar Derechos Humanos ¿verdad?

Nicolás: Bueno, no es tanto como eso, a veces hay circunstancias donde la prensa exagera, algo pequeño lo ponen en un contexto inapropiado.

Donkey: Te cuento que las noticias de Venezuela han llegado a todos los confines del mundo, ¿entonces que sucedía en ese lugar de confinamiento custodiado por el SEBIN llamado La Tumba?

Nicolás: Mira Donkey, yo no tengo culpa que algunos funcionarios se excedan en sus funciones, hay cosas que se salen de control y ni me entero. Quien estaba a cargo de ese recinto era Diosdado.

Donkey se levantó y acercándose a las tuberías del lavabo gritó: ¡Monkey!

Monkey: ¡Dime Donkey!

Donkey: Te cuento que Diosdado era quien estaba a cargo de La Tumba.

Monkey: Copiado Donkey

Con la información trasmitida y escuchada también por Diosdado, a éste se le abrieron los ojos grandototes y del tiro soltó un estruendoso peo.

Monkey: ¿Escuchaste Diosdado? ¿Qué tienes que decir?

Diosdado: Mire señor Monkey, todo cuanto dice Nicolás es mentira, yo como subalterno cumplía ordenes de mi superior y por ello estoy completamente exento de culpa, Nicolás era el presidente. Él, y solamente él es el culpable de todo cuanto ocurrió en Venezuela.

Monkey se dirigió a las tuberías del lavabo y gritó: ¡Donkey!

Donkey: ¡Dime Monkey!

Monkey: ¿Sabes qué? Diosdado culpa de todo lo acontecido en Venezuela a Nicolás. Para que lo tengas en cuenta.

Donkey: Copiado Monkey

En la medida que se iba acercando la noche, Nicolás y Diosdado cavilaban que sucedería al apagarse las luces en todo el recinto carcelario. Cada uno recordaba la cantidad de presos mujeres y hombres que habían pasado por lo que ellos ahorita en este momento estaban pasando, y como muchos de esos presos terminaban al amanecer, violados, destruidos moralmente porque no solo les habían vulnerado en su integridad física, sino la degradación sentida producto del forcejeo y golpes de alguien que se complacía en hacerles más tortuoso su dolor.

Se apagaron las luces del penal y Donkey agarró una toalla, la comprimió y se la pasó a Nicolás. Lo mismo hizo Monkey con Diosdado. Los camaradas iban a poner a prueba la fortaleza de sus dientes.

Al amanecer, ya todo estaba consumado, Nicolás y Diosdado tardaron en ponerse erguidos porque las piernas no les sostenían, parecían de gelatina, así con pasos temblorosos se cepillaron y evitaron mirarse a los ojos en el espejo. Ambos estaban cabizbajos recordando la noche infernal que habían pasado con los sementales que tenían de compañeros.

Allí estarían 23 horas del día y solo una tendría para hacer ejercicios al aire libre. Los guardias llamaron para que aprovecharan la hora que les correspondía y no quisieron salir, quienes si salieron fueron Donkey and Monkey, quienes esbozaban sendas sonrisas producto de la labor cumplida, habían hecho justicia en nombre de todas las victimas que habían pasado por lo mismo en todos los años de la revolución bonita como decía Chávez.

Cuando Nicolás quedó a solas, se dirigió a las tuberías del lavabo y grito: ¡Diosdado!

Diosdado: Nicolás, trata de ser breve porque le estoy lavando los interiores a Monkey y tiene que ser rápido porque me amenazó con una dosis doble de lo de anoche si no tenía todo listo cuando llegara.

Nicolás: Te voy a ofrecer un trato, cambiemos esta noche de acompañante y te doy 1 millón de dólares por transferencia, todavía recibimos visita de nuestros abogados, le diré que te remita ese dinero a la brevedad.

Diosdado: ¿Y eso porque? ¿Por qué quieres cambiarme a Monkey por Donkey?

Nicolás: Lo que sucede es que él y yo estuvimos hablando toda la noche y ya me aburrió su conversación, ya sonaba repetitivo.

Diosdado: ¡Qué casualidad! Yo también estuve hablando toda la noche con Monkey, bueno déjame ganarme ese milloncito pues.

Nicolás: Okey, gracias camarada

Diosdado: ¿Camarada? ¿Vas a seguir con esa güevonada? Ya se acabó la comedia chico, deja la pendejada que estamos en el corazón del Imperio.

Nicolás: ¡Coño es verdad! Lo que sucede es que uno de tanto representar el papel, ya pierde la noción y cuesta divorciar la ficción de la realidad. Bueno, quedamos así con el canje de acompañantes.

¿Por qué ciertamente era ese cambio? Pues Nicolás con esa experiencia vivida la noche anterior, por asociación de nombres supuso que si Donkey era burro, concluía que tenía la pinga é güevo más grande que Donkey que es un mono. Pensó para sus adentros, ¡Tremendo vainon le voy a echar a Diosdado esta noche! Y se reía. ¡Hay Nicolás! La sorpresita o sorpresota que te esperaba en la noche.

El día transcurrió con un Nicolás y Diosdado pensativos, abstraídos y absortos porque nunca imaginaron que el dicho popular: “Con la vara que midas serás medido”, ya lo habían aprendido en carne propia de forma tan literal.

Llegó la noche, y con ella la misma rutina: Se apagaron las luces del penal y Donkey agarró una toalla, la comprimió y se la pasó a Nicolás. Lo mismo hizo Monkey con Diosdado. Los camaradas iban a poner a prueba de nuevo la fortaleza de sus dientes.

Al amanecer, Nicolás no podía levantarse de la cama, al ver desnudo a Monkey, se dio cuenta del trato chimbo que había realizado con Diosdado, él mismo se había metido un paquete chileno. ¡Tremendo chinazo!

Los guardias llamaron para la hora de ejercicio y se negaron nuevamente a salir Nicolás y Diosdado, Donkey and Monkey, si lo hicieron. Nicolás aprovechó nuevamente y fue las tuberías del lavabo gritando: ¡Diosdado!

Diosdado: Nicolás, estoy limpiando los zapatos de Donkey, habla rápido.

Nicolás: Mira Diosdado, vamos a cambiar de nuevo los acompañantes, Monkey es más aburrido que Donkey, ¿Estás de acuerdo?

Diosdado: ¡Ni de vaina que voy a cambiar a Donkey! ¡No! ¡No! Y ¡No! Él está hecho a mi medida. No me ofrezcas real porque no lo voy a aceptar, me llevo de mil maravillas con mi acompañante, punto.

Nicolás: ¡Bueno vale! ¡Yo soy tu presidente! ¡Es una orden!

Diosdado: ¡Qué presidente un carajo! ¡Aterriza chico! Estas arrecho porque me quisiste engañar creyendo que Monkey tenía el pipi más chiquito que Donkey y la vaina era al contrario. ¡Ahora jódete!

Así entonces, después de esa agria discusión ya poniendo las cartas sobre la mesa y asumiendo que ambos estaban dando culo, se enfrió la relación. La verdad es que nunca tuvieron un buen trato ni cuando estuvieron en el poder, la avaricia es una franja larga que separa a los ladrones.

Algo inusual sucedió con la llegada de Nicolás y Diosdado al penal. El sitio donde estaba construida la cárcel, era completamente inhóspito, alejado de toda civilización, un auténtico peladero e ‘chivo. Luego, La administración comenzó a hacer unas cabañas en los alrededores con todas las comodidades de un hotel 5 estrellas, que era atendido por lindas chicas y unos camareros buen mozos con una atención y modales dignos, que hacían la estancia más placentera de lo común. ¿Por qué sucedió todo aquello?

Resulta que Nicolás y Diosdado, comenzaron a colaborar con las autoridades a fin de que fueran trasladados a una prisión donde pudieran tener más libertades. Querían visitas de los suyos, querían tener espacios donde pudieran desenvolverse más libremente etc. Todo ello a cambio de información. Por ello la Dirección del penal accedió entonces a construir las cabañas para que se hospedaran los suyos, mientras los reos confesaban todas las marramuncias hechas estando en el poder, por el lapso de 6 meses el Departamento de Estado permitió a los compinches de ellos que les visitaran, no iban a tomar represalias de ninguna manera contra ninguno de los solicitados. Era solo por 6 meses la total inmunidad.

Así entonces, desfilaron por esas cabañas, Cilia Flores, Francisco Arias Cárdenas y esposa, Freddy Bernal y esposa, Héctor Navarro y esposa, José Vicente Rangel y esposa, Luis Reyes Reyes y esposa, Pedro Carreño y esposa, Elías Jaua y esposa, Rafael Lacava y esposa, Héctor Rodríguez y esposa, Tareck William Saab y esposa, Carlos Erick Malpica y esposa, Maikel Moreno y esposa, hijo de Maduro y su novia, Padrino López y esposa, Luis Motta Domínguez y esposa, José Vielma Mora y esposa, José Luis García Carneiro y esposa, Argenis Chávez y esposa, Aníbal Chávez y esposa, José David Cabello y su esposa, Tarek El Aissami y su esposa, Carlos Malpica Flores y su esposa, Haiman El Troudi y su esposa, Aristóbulo Isturiz y su esposa, Jorge Rodríguez y Jorge Arreaza, ambos con sus respectivos maridos.

Estos son algunos nombres de los que se alojaron en esas cabañas, pero fueron muchísimos más, siempre bajo la promesa del Gobierno de EEUU que bajo ningún concepto serian tocados ni con el pétalo de una rosa.

Con el transcurrir de los días y meses, Nicolás y Diosdado se fueron aclimatando a su nueva situación y encantados de recibir todas las visitas de aquellos que habían estado con él en el gobierno, salían a hacer sus ejercicios y en una ocasión cuando regresaron a sus celdas, consiguieron un sobre dirigido particularmente a cada uno de ellos. Sus acompañantes estaban atentos a las reacciones, en el sobre habían una serie de fotografías donde estaban ellos en posiciones comprometedoras con Donkey and Monkey. Nicolás al igual que Diosdado tenían el rostro lívido, y sin expresión. Rompió el silencio uno de los acompañantes.

Monkey: ¿Qué te parece Nicolás?

Nicolás: ¿Cómo te atreves? ¡Esto es una violación a Los Derechos Humanos!

Monkey: Voy a ahorrar las palabras, me vas a transferir a este número de cuenta todas estas cifras en dólares que ves anotadas allí, aparecen todos los bancos y paraísos fiscales donde se ubican. Eso lo quiero ya, el abogado que te visita ya está enterado porque le mostré las fotos y solo espera tu respuesta.

Nicolás: ¿Y si me niego que vas a hacer? Ya poco me importan ciertas cosas.

Monkey se dirigió calmadamente a la cama y buscó debajo de la almohada, sacó un voluminoso sobre.

Monkey: Mira esto y tú me dirás.

El rostro de Nicolás perdió el color, al principio se desencajo como buscando estallar pero luego se resignó y no pudiendo sostenerse en pie cayó de rodillas y solo dijo:

Nicolás: Cuánto plazo tengo para hacer todas esas transferencias porque son muchas.

Monkey: Tú tienes muy buenos testaferros que conocen de informática, solo te doy 2 horas.

La misma situación la estaba atravesando Diosdado con Donkey.

Sucedió que el primer sobre entregado tenia fotografías de Nicolás dando culo, y fumando tabaco de lo lindo, en el otro sobre habían fotografías igualmente del mismo tenor con todos aquellos visitantes sin excepción, que habían pernoctado en las cabañas, como se había dicho, esas residencias eran atendidas por jóvenes de ambos sexos muy atractivos, ellos fueron el anzuelo para que los camaradas se sintieran a gusto y confiados, luego, en las bebidas se colocaban en dosis excesivas unas pastillas usadas para la estimulación sexual de los toros, ligadas con otras de soporíferos.Despues al ingresar a las habitaciones tanto hombres como mujeres, se encontraban con presos de la cárcel que tenían mucho tiempo sin tener sexo y se desarrollaban escenas de orgia como nunca antes se habían visto. Estas orgias palidecían a las que llevaron a cabo los romanos en la Roma antigua.

Cada uno de los participantes había recibido un buen legajo con las fotografías, el trato era que debían depositar en una cuenta todo cuanto se habían robado so pena de ventilar al mundo entero las comprometedoras imágenes. El dinero recaudado sería entregado a los venezolanos para la reconstrucción del país. Así las cosas, debieron depositar las cantidades solicitadas y quizás siempre se quedaron con algo, pero teniendo las autoridades los negativos, los involucrados estaban propensos a ser desenmascarados en caso se descubrieran otros fondos.

Como es sabido, el hacker tenia conexiones con distintos gobiernos, de él fue la idea para desarrollar todo el aparataje que finalizo viento en popa.

¿Quién era el hacker?

En el año 1999 cuando Chávez tomó el poder nació en una barriada de Caracas el hacker, a duras penas logró culminar sus estudios en la UCV, fue atropellado innumerables veces por las fuerzas autoritarias del país, murieron compañeros de él por la feroz represión en las protestas. Vivió muy de cerca la forma que tienen de actuar en los barrios las policías del estado (FAES, PNB, GN, SEBIN) a partir del año 2017 cuando las protestas fueron masivas, le estaban buscando porque tenía un don especial en cuanto a la informática, en el ciberespacio todos los que tienen talento se conocen, y en él se fijaron varios gobiernos y agencias de inteligencia. Decidió trabajar con quien quisiera sin ningún tipo de compromiso, es decir como agente libre. Pero algo en lo que no se iba a desviar, era la ruta trazada para que la justicia alcanzara a todos aquellos que le habían hecho daño a Venezuela y a los venezolanos, él lo había sufrido en carne propia. Con parte del dinero obtenido en sus muchas labores, el hacker había creado una organización para buscar en todo el mundo a aquellos que habían escapado del radar por creerse invisibles, no se hablaba mucho de ellos pero tenían mucho dinero mal habido, la tarea era poner al descubierto a los integrantes de los 4 anillos que a la sombra han actuado y eran desconocidos por ser poco publicitados. Estaba si se quiere emulando a Simon Wiesenthal. Cito:

Simon Wiesenthal, el más conocido cazador de nazis

Superviviente del Holocausto, consiguió a lo largo de su vida llevar ante la justicia a más de 1.100 criminales de guerra y contra la humanidad del nazismo

VIENA.- El austríaco de origen judío Simon Wiesenthal, que dedicó toda su vida a buscar y facilitar la captura de criminales de guerra del nazismo, falleció el 20 de septiembre en su domicilio de Viena a los 96 años de edad.

Superviviente de doce campos de concentración y exterminio nazis, liberado por tropas norteamericanas en el campo de Mauthausen, Wiesenthal consiguió a lo largo de su vida llevar ante la justicia a más de 1.100 criminales de guerra y contra la humanidad del nazismo en todo el mundo.

Entre los nazis más célebres cuya captura se debe a las investigaciones de Wiesenthal figuran el organizador del Holocausto Adolf Eichmann, secuestrado en Argentina por el Mossad y luego juzgado y ejecutado en Israel, o el oficial SS Karl Silberbauer, responsable de la deportación y muerte de la niña judía Ana Frank. Fin de la cita.

Por cierto, gracias a la labor cumplida por Donkey and Monkey, les fueron otorgadas la libertad plena y fueron borrados todos los registros policiales en su contra. Por una vez en la vida, la justicia fue justa con ellos.

Hasta aquí me trajo el rio.