Opinión España

Traficantes de miseria II - La FES

Esta entrega la hago resaltando los contrastes, un español incapacitado, cuya salud se deteriora día a día porque se le deniega atención médica, contra un estado que se gasta más de 20 millones de euros justamente con la excusa de “ofrecer unos servicios del siglo XXI como merecen nuestros paisanos; que son dignos de esto y mucho más”. Si algo define a la perfección que es el tráfico de miserias, es esto.

Uno de estos españoles condenados a muerte es mi marido, Manuel, cuyo caso nos ha permitido conocer en profundidad la magnitud de los tejemanejes del Gobierno de España en Venezuela. Aquí les coloco la dirección por medio de la cual pueden colaborar para salvar la vida de Manuel: https://www.gofundme.com/f/lleva-a-manuel-a-espana

Ya les hablé en la entrega anterior sobre la Fundación España Salud (FES). Pasé bastante tiempo pensando cómo definir qué es la FES, pero he concluido que la mejor forma de iniciar, es dando la descripción que le da el propio Gobierno de España desde su página:

La Fundación España Salud fue creada por el Ministerio (de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social) en 2006 y tiene por objeto prestar atención sanitaria médico-quirúrgica y farmacéutica a los emigrantes españoles, beneficiarios de pensiones del sistema español de protección social y de ayudas por incapacidad, sin perjuicio de que su acción se extienda a todos los miembros de la colectividad española, contemplando también la asistencia socio-sanitaria, incluyendo la dependencia. Además del Ministerio forman parte de su Consejo de Administración las comunidades autónomas de Asturias, Canarias y Galicia desde su inicio.

Ahí está todo resumido por el mismo gobierno, es decir, que no es cosa de malas interpretaciones.

En resumen tenemos que:

  1. La FES fue creada por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.
  2. Su objeto es prestar atención a los beneficiarios de pensiones del sistema español de protección social.
  3. Forman parte del Consejo de Administración de la FES el Ministerio y 3 Comunidades Autónomas (CCAA).

Esta nota en la página de La Moncloa sale con ocasión de una ampliación de la cobertura socio-sanitaria de españoles en Venezuela. Es decir, por la firma de un Real Decreto por medio del cual se le otorga a la FES una subvención de 3 millones de euros con la finalidad de prestarle atención a españoles que no son beneficiarios de pensiones.

Aquí es donde la cosa se empieza a enredar. Tal como resalté en el punto 3, en la FES están involucradas tres CCAA: Canarias, Galicia y Asturias. Esto porque estas comunidades autónomas le otorgan subvenciones a la FES con la finalidad de atender a sus ciudadanos residentes en Venezuela. Este dinero se otorga con una finalidad predeterminada, por supuesto. Es decir, la CCAA de Canarias, por ejemplo, en el 2020 entregó a la FES un total de 800.000 euros, con la finalidad de atender 845 canarios, mayores de 65 años en situación de precariedad, es decir, 946,74 euros por cada residente canario en Venezuela.

De similar tenor son los convenios firmados por las demás CCAA, como en toda subvención, el dinero tiene un fin determinado.

Estos 3.000.000 de euros entregados a la FES en 2019 venían a cubrir una necesidad puntual, que era la de españoles que no encuadraran en ninguna de las siguientes categorías: aquellos que no tuvieran pensión asistencial, ni estuvieran cubiertos por los convenios específicos de las CCAA.

El mismo preámbulo del Real Decreto es bastante esclarecedor. Se habla de la crisis sanitaria y de la necesidad de que esos españoles residentes en Venezuela no regresen a España:

A la vista de lo anterior, se considera preciso acometer una intervención extraordinaria, dirigida especialmente a la atención de las necesidades sanitarias y sociales básicas del colectivo de españoles en Venezuela, previniendo a un tiempo que el retorno a España constituya la única salida para una parte del mismo.

Y luego la introducción a la FES:

Sin embargo, se encuentra operativa la entidad radicada en ese país Fundación España Salud, creada con la finalidad de prestar asistencia médico-quirúrgica y farmacéutica a los emigrantes españoles, en particular a los beneficiarios de pensiones asistenciales y contributivas, sin perjuicio de que su acción se extienda a todos los miembros de la colectividad española; de su Consejo de Administración forman parte, entre otros, el Embajador de España y el Consejero de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Luego se especifica que el rol de la FES es prestar, se reitera, atención sanitaria a los beneficiarios de las prestaciones por razón de necesidad y a los niños de la guerra:

Actualmente dicha Fundación presta la asistencia sanitaria, mediante convenio suscrito con ella por el entonces Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en fecha 6 de abril de 2006, a los beneficiarios de la prestación económica por razón de necesidad, regulada mediante Real Decreto 8/2008, de 11 de enero, y de las prestaciones establecidas mediante Ley 3/2005, de 18 de marzo, para los ciudadanos españoles desplazados al extranjero durante su minoría de edad, con motivo de la Guerra Civil y que han desarrollado la mayor parte de su vida fuera del territorio nacional.

La FES, que es una fundación sin fines de lucro, no obtiene dinero de ninguna otra forma. Así lo expresó el Subdirector General de la Ciudadanía Española en el Exterior y Retorno, José Julio Rodríguez Hernández después de una reclamación interpuesta al Consejo de Transparencia:

Finalmente, a requerimiento de la Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en Venezuela, la Fundación España Salud ha comunicado que no ha percibido ayudas de otras entidades públicas distintas a las señaladas en el cuadro anterior durante ese período de referencia, ni tampoco por parte de entidades privadas.

El período de referencia es de los años 2015 al 2019, ambos inclusive.

La FES venía cumpliendo su labor de forma eficiente y discreta, hasta el 2018. Ya en 2019, justamente el año en que recibe más recursos, porque es el año en que se le conceden 3 millones de euros adicionales, empiezan los problemas. De pronto no hay dinero, le piden a los beneficiarios que paguen parcialmente sus intervenciones porque “la prima no les cubre”, a otros directamente les niegan tratamiento o intervenciones, alegando que solo están cubriendo emergencias, dejan de cubrir algunos medicamentos, o como en el caso de mi marido, que estaba allí por una incapacidad debido a su condición coronaria, sencillamente le sacan con informes médicos truculentos.

Resulta tan extraño que después de recibir tanto dinero, tanto que incluso se hayan comprado y remodelado un edificio entero en la zona más lujosa de Caracas, de pronto no tengan dinero, que resulta inevitable hacerse algunas preguntas. Por ejemplo, sobre el caso de mi marido le responde al Defensor del Pueblo Español, el Consejero de Trabajo José Francisco Armas que:

A partir del 14/09/2018, el Sr. López queda afiliado a la Fundación, en la categoría de “fondos propios”.
Se destaca a este respecto que la categoría en la que se enmarca al interesado (“fondos propios de la Fundación”) ha venido suprimiéndose progresivamente, debido al elevado gasto que el mismo supone para la Fundación.

Y si la FES recibe dinero con un fin predestinado, tanto de la Administración General del Estado (AGE) como de las CCAA ¿de dónde salen esos fondos propios? ¿de dónde salió el dinero para comprar un edificio entero en la zona empresarial más lujosa de Caracas?

Se hace entonces lógico, preguntar, y las respuestas negando la información, son en sí misma un gran sorpresa:

La información que solicita no se encuentra en este Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, al corresponder a la compra de un inmueble por una Entidad de Derecho privado venezolana, en la que participan Asociaciones de la colectividad española residente en Venezuela y cuyo Consejo de Administración lo preside, a título honorífico, la persona que en cada momento ocupe la jefatura de la Misión Diplomática de España en dicho país.
Ramiro Fernández Bachiller.
Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.
Unidad de Información y Transparencia.

La Fundación España Salud (FES) institución sin ánimo de lucro y de derecho venezolano.
José Francisco Armas
Consejería de Trabajo, Seguridad Social y Migraciones de la Embajada de España en Venezuela

La Fundación España Salud se constituyó en marzo de 2006, como entidad sin ánimo de lucro, y se encuentra registrada en el correspondiente registro venezolano de Caracas. En este sentido, sus Estatutos disponen lo siguiente: “En todo lo no previsto en los presentes Estatutos, se aplicarán las disposiciones del Código Civil y de toda otra Ley especial de la República Bolivariana de Venezuela que contenga disposiciones pertinentes”.
A tenor de lo anterior, no se considera que la Fundación España Salud se encuentre sujeta a la LTAIBG por lo que ciertamente no le resultan de aplicación, en particular, las obligaciones de publicidad activa que dispone el capítulo II de la citada LTAIBG.
José Julio Rodríguez Hernández
Subdirección General de la Ciudadanía Española en el Exterior y Retorno

Pero no somos, mi marido y yo, los únicos a los que se nos ha dado tan peculiar respuesta, ya en el 2013, la diputada Doña Ana Oramas, recibió una respuesta similar:

El ámbito de relaciones entre una Entidad privada, la Fundación ESPAÑA SALUD, y las Comunidades Autónomas, excede del ámbito de competencias del Gobierno, por lo que no cabe informar sobre la cuestión planteada.
Madrid, 6 de septiembre de 2013.—El Secretario de Estado de Relaciones con las Cortes.

Así tenemos que la FES es una fundación sin ánimo de lucro, fundada en Venezuela por el gobierno español, financiada por el gobierno español, cuya finalidad es brindar asistencia sanitaria a ciudadanos españoles en Venezuela y cuyos consejos, administrativo y directivo, tienen amplia presencia del gobierno español y las CCAA. ¡Pero a la que no se le puede preguntar nada! No es auditable, ni controlable.

Continuaremos con una tercera parte.

Compartir en: