Inesita, la maestra con alas y el señor rompepancartas.

0040520d-30e9-4b5d-b615-f3a7d2ba8044_1

Hace ya algún tiempo tuve una discusión con una tuitera llamada Inesita la terrible, inesita me acusaba de radical. Inesita se escandalizaba porque yo no daba mi nombre, porque me escondía detrás de un nick, porque según ella “el que no la debe no la teme”. Para Inesita yo solo era un ser deleznable que usaba el anonimato para hacer gamberradas. Inesita también agradecía a Capriles la cantidad de muertos y presos que se ahorraron al no reclamar en justicia el resultado de las elecciones. Y yo, claro está, era una bruta por no agradecer eso.

Pasaron los meses, creo que ya todos saben que Inesita está presa, aprendió de la peor forma que en una dictadura, aunque no la debas, la tienes que temer.

Mucho antes de eso hubo un problema en el colegio de mi hija. Todo comenzó cuando mi hija, a la sazón de 8 años, me llegó con una hoja escrita por su maestra donde se le explicaba que el cuello es lo que une el tronco “ala” cabeza.

A mí me iba dando un yuyu, porque ¿como es posible que una persona que no supiera escribir pretendiera enseñar a mi hija a hacerlo?

Donde quiera que comenté el asunto, incluido el colegio, recibí la misma respuesta: Yo era una intolerante al reclamar semejante nimiedad. Después de todo, cualquier se equivoca y comete un error.

Lo de la maestra evolucionó, claro está que no podía quedar allí, con el tiempo ya no eran solo faltas ortográficas, eran maestras que no sabían números romanos, pero los enseñaban, y muchas otras cosas por el estilo.

Llegó el momento, un par de años después de las “alas”, donde el colegio presentaba un gran problema de calidad educativa, los niños estaban pasando de grado con una pésima preparación, que claro, traía problemas.

Allí si convocaron a una reunión, me pidieron apoyo, porque el problema, ya mucho más grave que una falta ortográfica, había crecido y había que solucionarlo. Claro está que les dije que ese no era mi problema, que yo ya había tomado correctivos para que mis hijas se prepararan bien, y que sus hijos realmente me traían muy sin cuidado, que vieran ellos como resolvían su problema y a mí no me molestaran, que el mío ya estaba resuelto.

Ayer, se tocó un tema muy… extraño. En un foro una persona se quejó de que había ido a la marcha con un cartel de “votar no es la salida” y un señor se la había roto. Pues bien, la primera reacción no fue censurar al señor, no, la primera reacción fue culpar a la persona por haber llevado la pancarta, era su culpa, porque ¿a quien se le ocurre llevar esa pancarta? Vamos, que la agresión fue su culpa.

Esa es la reacción venezolana frente a todo abuso, si te roban, es tu culpa, porque a quien se le ocurre llevar ese carro, o ese teléfono, o lo que sea. O pasar por ese sitio, o salir a esa hora, da lo mismo, la culpa es de la víctima que “se lo buscó”. Si te llevan preso injustamente, también es tu culpa, porque es que provocaste a la dictadura.

Después de presentar ese argumento, entonces la cosa cambió, el problema pasó a ser que quizá la persona de la pancarta estaba mintiendo, cosa que es probable, pero ¿las agresiones que le dieron otros foristas también eran mentira? Porque esas sí que estaban allí a la vista.

Honestamente la cosa me sentó muy mal, no por la agresión del señor, que pudo ser mentira o una acción aislada, me preocupó la reacción de los demás que pasaron de inmediato a justificar la agresión.

Si yo acepto que ese señor tenía derecho a romper esa pancarta porque había sido provocado, tengo que aceptar también que yo, como oposición, no puedo pasar por la Plaza Bolívar de Caracas con una franela alusiva a la oposición, porque eso también es una provocación y con ello doy pie a ser agredida.

Tengo que aceptar entonces los argumentos de violadores y pedófilos que se excusan diciendo que han sido provocados para cometer sus asquerosos delitos.

El problema es que, gracias a Dios, en la ley no dice que usted puede violar si lo provocan, no puede agredir a alguien si ese alguien lo provoca. Dice con claridad que si usted agrede a alguien, comete un delito y punto.

Alguien más entró a decir que a un primo también le había roto una pancarta, pero que había sido un chavista, y se escandalizó de que sobre eso no me pronunciara.

Y ahí está el problema, yo de un chavista espero eso, justamente esa es la razón de que yo sea de oposición, que me opongo a esos actos de salvajismo y barbarie. Si yo me opongo a eso ¿Como puedo justificar que lo hagan “los míos” que se supone que también se oponen?

Mi preocupación es que hay cosas que pueden parecer tontas en un principio, pero dejarlas pasar es permitir que crezcan a puntos donde es más difícil e incluso imposible solucionarlas.

Si Inesita hubiese entendido en su momento que estaba frente a una dictadura y que dictadura no cree en más justicia que la que favorezca a la revolución, quizá no estaría presa, si en el colegio hubiesen entendido que una maestra que escribe “ala” en lugar de “a la” era el principio del deterioro de la educación de los niños, quizá los niños no tendrían hoy problemas por una mala preparación inicial.

Si la gente entendiera que no se pueden permitir agresiones a otras personas por razón de pensamiento, quizá dentro de poco no estaremos ante una sociedad sometida a los camisas pardas de un próximo dictador.

Claro, yo entiendo que la gente se siente a salvo, piensan que si no “provocan” no tienen nada que temer. Pero esta dictadura nos ha demostrado, como muy bien lo sabe Inesita, que una dictadura no requiere de provocaciones para abusar puesto que la sola existencia de las personas constituye una provocación.

Pero incluso eso lo aceptan como un precio que se puede pagar ¿que siempre cae algún pendejo inocente? ¡bah! Eso es normal… hasta que el “pendejo” es un hijo, un padre o ellos mismos.

Pero entonces ya será tarde, para entonces, cuando lo entiendan, Inesita ya estará pudriéndose en una cárcel teniendo daños emocionales y puede que hasta físicos que serán irremediables, para entonces ya los niños estarán a punto de entrar en bachillerato arrastrado carencias educativas, para entonces solo quedará llorar y lamentarse. Para entonces habremos de resignarnos a haber trabajado para cambiar una dictadura por otra.

© 2015, Ernetinas Mogollones. Bajo licencia Creative Commons by-nc-nd. Al copiar usted debe colocar un enlace a la publicación original.

Digiprove sealThis blog post has been Digiproved

4 Comentarios para “Inesita, la maestra con alas y el señor rompepancartas.”

  1. Ernetinas Mogollones Jesus Muratt dice:

    Su articulo es inteligente. A dado en el centro del Clavo. Allí esta el problema de una República fracasada. Todos son dueños de la razón,y quien se oponga,hay que destruirlo. A ver, pero ¿no se dan cuenta que Venezuela es uno de esos extraños países donde en los parlamentos el debate termina a trompadas?
    Voy mas allá, la culpa es de la Cabra no del Pastor que la llevo al barranco.
    Ahora después de 204 años de República ya es tiempo que un Presidente en una toma de posecion diga en tono solmene ,”hemos fracasado como República”.
    La intolerancia no es mas que una falta en la Educación mas básica.Por supuesto, no se le puede pedir Peras a una Tuna. Es la nación mas CORRUPTA del continente americano.
    Dígale a la “maestra” de su hijo, que se dedique a cultivar Papas en los Andes, es posible que allí las”alas” le sirvan para levantar el vuelo, a un futuro mejor,en este caso, de agricultor.

    Responder
  2. Ernetinas Mogollones Tomas Bastante dice:

    Excelente… pero una observación aunque estés de anónima en Twitter si los esbirros de la tiranía te quieren buscar te encuentran oficiando a Conatel para detectar tu dirección IP y tu proveedor de internet, así q hay q tomar medidas adicionales si quieres pasar inadvertida

    Responder
  3. Ernetinas Mogollones Jordi Pérez dice:

    Afortunadamente Inesitaterrible tiene alas y las pudo usar, triste conclusión, a ella le dedico la conclusión de este “panfleto”, espero que al menos, después de tantos errores y de creer que vivía en una república haya encontrado la paz en la tierra madre.

    El Gorila Vs el Gatopardo:
    Muchos pescan en río revuelto, tras el ansia natural de cambio y la encubierta y primitiva de vendetta, dos animales se agazapan y buscan sus tontos útiles.
    El gatopardo, el que cambia para no cambiar, el que solo busca su parcelita de poder para hacer sus negocios con el estado, el de los antiguos “notables”, así con minúscula, perdedores resentidos porque nunca alcanzaron el poder, los del grupo 1BC, que se preguntaban el porqué los Cisneros disfrutaban de los favores del estado y ellos ya no eran los amos del Valle, la bendita antipolítica que nos trajo esta tragedia.
    Por otra parte el Gorila, la estupidez entronizada en el adn de los venezolanos en forma de “aquí lo que hace falta es una cachucha”, que junto con los oportunistas que por ser militares se creen hijos de Bolívar y dueños de la verdad, las riquezas y del erario.
    Pocos ofrecen refundar la república, sobre un decálogo, no es necesario nada mas, sobre VALORES y no envidias, sed de poder y de lucro.
    Marchar para provocar muertos, para que intervengan los militares, para que se pueda votar, para tener otro gobierno de izquierda. Lo siento, a eso no juego, los militares aprovecharán y tomarán el poder, o seguiremos igual. O Gorila o Gatopardo.
    Nuestro pecado es de origen, Miranda el gran estratega y militar luchó por rencor, por su condición de Español de orilla, por no tener todos los derechos, por ser un paria, el hijo de la panadera.
    Luego llegó Bolívar, como no tenía el talento civil de Miranda lo traicionó y entregó a los españoles, para tomar los méritos, para hacerse con su puesto. Gran estratega, gran general, pero sociópata grandilocuente que aspiraba a una gloria tipo Napoleón, quería ser emperador y es por eso que no es tan querido en países como Colombia y Perú. Inmensamente cruel, ordenó degollar a todos los españoles en cárcel y hospital de la Guaira en el marco del decreto de guerra a muerte. 800 civiles masacrados. http://www.efemeridesvenezolanas.com/sec/his/id/192/?show=1
    No se puede refundar la república en errores, ni en tiranos, y sobre todo, NO SE PUEDE REFUNDAR EN OTRA COSA QUE NO SEA PRINCÍPIOS.
    Basta ya de pesadillas decimonónicas, de ese siglo maldito que nos trajo como tragedia final la Guerra Civil, que concluyó con una serie de “montoneras” y de militares que se terminaron de repartir el país que quedaba de lo que se repartió al concluir la guerra de independencia.
    No creo que este país sea actualmente un país de bárbaros, al menos existe una élite, no excesivamente numerosa pero élite al fin con conocimientos, con honradez, con visión de futuro que puede llevar este país.
    Si durante el siglo XIX éramos los restos de una menor capitanía general devenida en el embrión de una república, diezmada y empobrecida, atrasada y repartida en una élite militar que hasta entrado el siglo XX se consideraban el “pater” necesario sobre un lumpen empobrecido e inculto las cosas afortunadamente han cambiado. Una élite se preparó (lamentablemente una élite, menos del 10% que ha alcanzado un grado universitario) y es capaz de retomar las cosas y dirigir este caos a puerto seguro.
    Desafortunadamente Medina Angarita fue derrocado, era la transición entre la Venezuela rural e inculta a la Venezuela moderna y republicana. Los Adecos, comunistas en ese momehto, prochavistas históricos, lo derrocaron, aunados a un bruto, a Pérez Jiménez. Populismo y militarismo juntos (Les suena la combinación).
    Nos quedamos en ese momento, hasta ese día crecimos, luego llegó la mal llamada cuarta república, prometedora, de innegables avances, de progreso, pero con pecados de origen, con un pacto necesario e impecable en su momento que posteriormente se limitó a garantizar el poder repartido entre dos grupos de izquierda, si la izquierda tan necesaria para mantener incluidos a los pobre necesarios, para repartirle su techo de zinc, su vaso de leche y sus migajas a cambio de que se quedaran tranquilos, de que sus sindicatos no exigieran que se ganaran lo que se comían y sobre todo para esa masa que la vida no fuera lo suficientemente exigente como para tener que ganarse el techo y el plato en la mesa.
    Una sociedad pretendidamente “igualitaria”, realmente floja y mediocre, donde e poder la garantizaba migajas a los de abajo para que no murieran de hambre, y vivieran felices con su televisor a color, sus cervezas y su salsa. Donde los mas “preparados” ligaban al candidato verde o blanco para resolverse, donde muchos empresarios surgieron a partir de créditos otorgados por el estado interventor e hipertrofiado, creando una ilusión de industrialización donde solo se hacía un burdo ensamblaje de productos protegidos a cambio de favores a quien se otorgó dicha gracia. Donde un grupo de gente preparada y ética luchaba por surgir y algunos lo lograban, pero muchos quedaban en el camino por la ausencia de gremios que hicieran valer su derecho y el valor de su trabajo.
    No me llamen para poner el muerto para que intervengan los militares, ni para ponerme la gorra trimalditamente pavosa y darle el poder a otro populista.
    Cuando me llamen con un decálogo de principios y valores en mano, con una visión de país que mire al pasado solo para no repetir los errores, cuando no digan la estupidez de que este es el mejor país del mundo y me digan que juntos podremos hacerlo iré.
    No al militar bruto y Gorila, no al Caprilito socialista, populista y gatopardo.
    Mientras que no entendamos que desde la independencia solo se ha tratado de grupos tratando de poner mano a las riquezas y al
    erario no avanzaremos.
    Mientras no surja esa opción, lamentablemente solo habrá una salida.
    MAIQUETÍA.

    Responder

Deja un comentario

Click para insertar emoticon

SmileBig SmileGrinLaughFrownBig FrownCryNeutralWinkKissRazzChicCoolAngryReally AngryConfusedQuestionThinkingPainShockYesNoLOLSillyBeautyLashesCuteShyBlushKissedIn LoveDroolGiggleSnickerHeh!SmirkWiltWeepIDKStruggleSide FrownDazedHypnotizedSweatEek!Roll EyesSarcasmDisdainSmugMoney MouthFoot in MouthShut MouthQuietShameBeat UpMeanEvil GrinGrit TeethShoutPissed OffReally PissedMad RazzDrunken RazzSickYawnSleepyDanceClapJumpHandshakeHigh FiveHug LeftHug RightKiss BlowKissingByeGo AwayCall MeOn the PhoneSecretMeetingWavingStopTime OutTalk to the HandLoserLyingDOH!Fingers CrossedWaitingSuspenseTremblePrayWorshipStarvingEatVictoryCurseAlienAngelClownCowboyCyclopsDevilDoctorFemale FighterMale FighterMohawkMusicNerdPartyPirateSkywalkerSnowmanSoldierVampireZombie KillerGhostSkeletonBunnyCatCat 2ChickChickenChicken 2CowCow 2DogDog 2DuckGoatHippoKoalaLionMonkeyMonkey 2MousePandaPigPig 2SheepSheep 2ReindeerSnailTigerTurtleBeerDrinkLiquorCoffeeCakePizzaWatermelonBowlPlateCanFemaleMaleHeartBroken HeartRoseDead RosePeaceYin YangUS FlagMoonStarSunCloudyRainThunderUmbrellaRainbowMusic NoteAirplaneCarIslandAnnouncebrbMailCellPhoneCameraFilmTVClockLampSearchCoinsComputerConsolePresentSoccerCloverPumpkinBombHammerKnifeHandcuffsPillPoopCigarette