Opinión

No es error…

Hay preguntas demasiado profundas, de esas que llaman “trascendentales”, como por ejemplo ¿que es la vida? o peor aún ¿cual es el sentido de la vida?

Bueno, creo que es un cúmulo de cosas, mejor dicho, de eventos, de recuerdos y sueños, son las vivencias del pasado, la lucha del presente y los sueños del futuro, todo junto mezclado para darle sentido a la vida.

Recuerdo tener unos 4 años, mi madre se bañaba y mi padre me tomó de la mano para meternos calladitos en el baño, me alzó sobre su cabeza y me dio un vaso de agua helada para echársela a mi madre que empezó a dar alaridos para nuestro regocijo. Mi madre con paciencia infinita peinando y adecentando muñecas que duraban así de lindas más o menos 5 minutos, que era lo que yo tardaba en desnudarlas y despeinarlas.

No hablemos ya de aquel día cuando mi madre, con par de lagrimones en la cara me pedía que no llorara al dejarme en el colegio, que ella volvería a buscarme, que no entendía yo porque iba yo a llorar, si me iban a dejar con un montón de niños para jugar y pasarlo pipa.

El día que conocí a un tipo catire, gigantesco, con una melena más larga que la mía y que se hacía el interesante, tan el interesante se hacía que no cayó rendido a mis pies después de par de pestañeadas mías… ¡inaceptable! ¿que se habrá creído ese imbécil? Claro, que pasaría algún tiempo antes de darme cuenta que la única imbécil era yo que estaba cayendo redondita en la vieja trampa de “no me interesas”.

Un día frente al espejo de una peluquería me pusieron un tocado de novia, y sufrí una sobredosis de realidad… ¡mier…! ¡me voy  casar hoy! ¡yo estoy loca! ¿y si ese no es el hombre de mi vida? ¿y si las vainas salen mal? ¡ay! ¡que coño! Me divorcio y ya está.

Luego subí a mi casa, o a la que hasta ese día sería mi casa, mi madre correteaba de un lado a otro y llegó el momento de ponerme el vestido que… ¡no me cerraba! Y mi madre angustiada, así que apelé por usar el grito de auxilio: ¡papáaaaaaaaa! Y mi pobre padre me decía “es que no cierra” y yo muy segura de mí misma le contesté: “¿Como que no cierra? ¡claro que cierra! ¡tú dale duro!” y cerró, cupe dentro del vestido, claro, que no quedé respirando muy bien, pero cupe. Creo que soy de las pocas mujeres que puede decir “para mi boda, a mí me vistió mi padre”.

Poco más de un año después me senté en mi cama, junto a mi esposo, y con las manos temblando le solté la bomba… ¡estoy embarazada! No se mostró triste, tampoco feliz, él no es muy expresivo, no hubo flores ni bombones, pero a los pocos días tenía instalado un sistema para prender y apagar luces y ventiladores con un control remoto.

Después de unos meses hablándole a mi panza me pusieron un ser humano miniatura y algo azulado en mi pecho. Cuatro años después, otra hermosa nena.

Llegaron otros días de colegio, otros días que me hicieron comprender porque mi madre lloraba y yo no tenía las más mínimas ganas de acompañarla en la aflicción, y ahí dejé, a mis hijas por primera vez lejos de mí, en manos de unos extraños, y sí, con miedo.

El ciclo se repite… es la vida, momentos, recuerdos, sueños… sueño algún día ver a mis hijas saliendo solas por vez primera, y seguramente les daré los mismos consejos que me dieron a mí y que tan tediosos me parecían, algún día me traerán a casa a unos muchachos que con toda seguridad no me gustarán, porque “es que yo esperaba otra cosa”, seguramente con el tiempo aprenderé a tenerle algo de aprecio a “la cosa” y la historia continuará.

Eso es la vida, ese es el ciclo natural. Seguramente tú tuviste episodios como este, parecidos, y puede que hasta en algunas cosas exactamente igual, seguro que recuerdas algún consejo que en su momento te pareció una necedad, y hoy comprendes su sabiduría.

Pasado, presente y futuro, cosas que das por sentado, que son así, que siempre serán así, porque es el orden natural de las cosas, naces en una familia, creces, conoces a alguien, te vas de casa, fundas una familia propia, tienes hijos y un día los hijos ¡se van!

En el medio hay muchos imprevistos, la persona con la que esperas compartir el resto de tú vida no es quien pensabas, te equivocas, vuelves a intentar, los hijos pueden tardar en llegar, o no llegar, no estudiaste lo que creías que ibas a estudiar… a veces pasa, a veces no.

Pero hay cosas que son fijas, como que morimos cuando llegamos a viejos, que los hijos entierran a los padres, que hay gente mala, delincuentes que quieren hacerte daño y hay fuerzas del orden, gente que tiene por trabajo el protegerte de esa gente mala. Y eso es algo que aprendemos junto con “mi mamá me mima, yo amo a mi mamá”.

Un día en Vista Alegre, Caracas, unos padres tuvieron que llorar a su hijos, unos padres tuvieron que enterrar a sus hijos, el país se conmocionó con el asesinato de los hermanitos Faddoul y su chofer, fueron secuestrados y luego aparecieron muertos.

Otro día en el barrio La Silsa una madre lloraba a su hija, tenía 12 años y estaba jugando con su hermana y unas amiguitas cuando su vida quedó segada por una bala infame.

Otro día unos estudiantes regresaban de estudiar, dejarían a una compañera en su casa, en el barrio Kennedy, en Macarao, y terminaron siendo vilmente asesinados.

Otro día una joven muchacha, de apenas 19 años saldría por Maracaibo con su hermano, y sería ese el final de su vida, para desconsuelo de su familia.

Hace apenas dos días una madre salió con sus tres hijas… la madre, una de las hijas, y parece que otra más de las niñas, no volverían con vida a su hogar.

Todos estos casos comparten varios puntos en común, que eran vidas inocentes, que murieron antes de tiempo, que murieron en manos de las fuerzas de seguridad del estado, que el argumento dado para tales muertes es que “fue un error” y que están impunes.

Decía Lenin que “una muerte es una tragedia, un millón de muertes es solo una estadística”, y tenía razón, cuando uno dice que llevamos doscientos mil muertos en los años de este infame gobierno, es solo una cifra, no es agradable, pero es solo una cifra fría, es… un número, más nada.

Tú, que has tenido la cortesía de leerme, tienes padres, o hijos, o pareja, amigos, vecinos, gente con la que tienes en común un pasado, un presente y… quizá, solo quizá, un futuro.

Que ese quizá sea más o menos probable, depende de ti, de cuanto luches para que esos afectos que tienes no se ahoguen en sangre “por error”.

No te pido que salgas a la calle a exponer tu vida, solo te pido, por favor, que grites, que clames, que protestes, como quieras, por Internet, pintando algo en tu carro, haciendo misas, como quieras, pero reclama, grita, protesta.

Un error, es un error, pero cuando los errores se suceden uno detrás de otro regando cada vez más sangre, no es error, eso tiene un nombre y es TERRORISMO DE ESTADO. El mensaje es claro, y yo al menos lo he comprendido, a mí me pueden matar, me pueden arrebatar lo que me es más amado, y no pasa nada, mi vida, tu vida, la vida de tus hijos, no es un derecho, es una concesión que este gobierno te puede revocar cuando le dé la gana y no tienes derecho a nada más que a llorar.

Tú verás que haces, yo… lo digo con miedo, yo quizá tenga que llorar algún día, quiera el Creador que no, pero eso no va a pasar sin antes gritar y gritar y gritar, porque la vida no es una concesión, es un derecho.

Por cierto… no es una estadística… no es un número, los “errores” tienen nombre y apellido:

Daniela Patricia Centeno Jhon Bryan Faddoul Kevin José Faddoul Jeason Faddoul Miguel Rivas Leonardo González Erick Montenegro Edgar Quintero Luimina Pacheco de Pérez Gabriela Pérez Pacheco

No son “errores”, no son anónimas “vidas perdidas”, no son un número ¡son mucho más! son… recuerdos de infancia que nunca serán acariciados con sonrisa nostálgica, son novios que jamás serán presentados a unos padres prestos a la crítica y posterior aceptación, son vestidos de novia que jamás serán puestos, son exámenes de embarazo que jamás llegarán a unas manos felices pero atemorizadas, son lágrimas jamás derramadas a la puerta de un colegio, chistes jamás contados, notas jamás escondidas o entregadas con orgullo, birretes nunca puestos… son pasado tapado con sangre, presente regado con lágrimas y futuro que nunca llegará, un futuro que tiene hoy un solo dueño, la muerte, que es perpetua e irremediable.

¿Que esperas? ¿ser el próximo “error”?

NO SON ERRORES, ES TERRORISMO DE ESTADO.

////////////////////////////////// Edito para añadir un nuevo “error”: Asesinado estudiante de la UC en Valencia por presuntos militares que iban en un Tiuna

(Valencia, 08 de agosto. Noticias24 Carabobo) Lo que comenzó como una celebración terminó siendo una trágica y fatal madrugada para la familia de Anderson Jesús Oliveros Rojas. El joven estaba de cumpleaños y fue asesinado horas después de soplar la última velita de su vida, cuando recibió un disparo en el cuello que presuntamente le habría propinado uno de los militares que iban a bordo de un Tiuna, por el sector El Romancero, al sur de Valencia.

Las palabras no bastan para describir el dolor de Coromoto Rojas, su madre. La dama se llenó de valor y a cuenta gotas contó que a petición de Anderson, decidieron celebrar sus 20 años en medio de una reunión con familiares y amigos más allegados. “A él no le gustaba eso”.

Todo comenzó bien, hasta después de las 12 de la noche, cuando el cumpleañero accedió a llevar a su novia hasta su casa, ubicada en el mismo sector. “Le pedí que me avisara cuando llegara de nuevo a su casa”, dijo María Alejandra Guevara Flores.

Anderson cumplió la petición de la joven. **“Me mandó un mensaje diciéndome que ya estaba en la casa **y yo le dije que gracias a Dios”, agregó María Alejandra, a quien los párpados se le caían del sueño que la embargaba desde ese último texto.

Coromoto Rojas siguió el relato: “al rato volvió a salir de la casa con un amigo y la novia del amigo”, esa decisión le costó la vida, pues mientras se trasladaban por la avenida 94 de la zona, en un Fiesta azul, un Tiuna de la Guardia Nacional Bolivariana se acercaba para detenerlos.

La madre de Anderson indicó que** los efectivos castrenses no dieron tiempo para que se detuvieran** y a los segundos dispararon contra el vehículo. La bala se adueñó del cuerpo del estudiante del tercer año de Derecho de la Universidad de Carabobo.

En medio del desespero, la única muchacha que iba en el grupo corrió hasta el vehículo militar y ante la huida de la unidad, alcanzó a encimarse sobre el mismo para obligarlos a que se detuvieran.

Aparentemente los efectivos no prestaron ayuda y manifestaron que los jóvenes no habían acatado la orden.

Su novia, María Alejandra Guevara señaló que Anderson se despidió con un último mensaje de texto que recibió a la 1:45 de la madrugada: “te amo”.

Redacción: Kervin García Mannillo / Noticias24 Carabobo

http://noticias24carabobo.com/actualidad/noticia/23684/asesinado-estudiante-de-la-uc-en-valencia-por-presuntos-militares-que-iban-en-un-tiuna/

////////////////////////////////// Vuelvo a editar para añadir un nuevo “error”:

Vecinos observaron cuando militares mataron a indigentes

Residentes de los edificios ubicados en la esquina de Balconcito, en la avenida Baralt, se quedaron atónitos cuando vieron pasar la patrulla de la Guardia Nacional Bolivariana, a eso de las 4 y 50 minutos de la mañana de ayer, y uno de los funcionarios asesinó a tiros a dos indigentes.

Uno de ellos era conocido como “Mochito”. El otro, dijeron, era amigo de él y se la pasaban haciendo trabajos a destajo a los residentes y trabajadores de la zona.

Quienes observaron la manera en cómo los efectivos militares cometieron el doble crimen, lo calificaron de ser “una crueldad”.

Una mujer declaró que los efectivos estaban detrás de unos delincuentes y patrullaban la zona. Luego se detuvieron frente al edificio Elía y le dispararon en ráfaga a los indigentes que dormían en la puerta de la sastrería Francy.

Allí quedaron muertos, tapados con cartones que usaban como especie de cobija.

“Esos señores eran tranquilos, no se metían con nadie. No es justo que los maten de esa manera. Parece que esos militares andan con tanto resentimiento social que dispararon así”, declaró un testigo.

A las 9 de la mañana, los cadáveres continuaban en la vía pública. Una comisión de la Policía Nacional Bolivariana custodiaba la escena del crimen y contaron siete conchas de bala en la calle y acera.

Los vecinos relataron que los responsables son funcionarios que instalan la carpa de seguridad en la plaza Juan Pedro López, ubicada detrás del Banco Central de Venezuela.

Más abajo, en el inicio de la avenida San Martín, frente a la plaza O’ Leary, estaba el cadáver de un hombre que fue apuñalado en el pecho.

No portaba identificación y nadie supo detallar qué fue lo que ocurrió.

Al principio, creyeron que había sido arrollado, pues quedó atravesado en la calle. Sin embargo, cuando efectivos del Cicpc levantaron el cuerpo, se percataron de la herida que tenía en el pecho.

Presumen que fue atacado en una riña y tratando de huir cayó desangrado y murió.

Estos tres cuerpos formaron parte de los diez que fueron ingresados desde la tarde del viernes hasta la mañana de ayer.

De acuerdo a lo que indicaron funcionarios del Cicpc, de forma extraoficial, en lo que va de mes han sido registrados en la morgue de Bello Monte 250 cadáveres.

Otra víctima fue René José Aquino, de 29 años.

Lo asesinaron a las 10 y media de la noche del viernes en la calle 13 de Septiembre del barrio Gran Colombia, en Los Rosales. Recibió cuatro impactos de bala.

Sus familiares dijeron que vivía en Caucagua, pero que tenía tres días en la zona visitando a su familia.

El viernes salió un momento y se consiguió con un sujeto mala conducta, a escasos metros de su casa. Discutió con él y siguió su camino, pero el hombre sacó un arma y le disparó por la espalda.

Los deudos escucharon las detonaciones y salieron a auxiliarlo. Lo llevaron al CDI, donde ingresó muerto.

http://www.eluniversal.com/sucesos/130818/vecinos-observaron-cuando-militares-mataron-a-indigentes

////////////////////////////////// Editado de nuevo… tercer “error”:

Acusan a otros tres GNB por desaparición forzada de un cabo

El Ministerio Público anunció en un comunicado que acusó a tres efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), por presuntamente estar vinculados con las torturas y el homicidio del alistado del referido componente militar, Diosnny Manuel Guinand (24), quien fue denunciado como desertor desde el 29 de junio.

El cuerpo del cabo II de la GNB fue encontrado en el campo de tiro de la institución, ubicado en Macarao. Había sido asesinado a golpes, y según se conoció, en la GNB fue acusado por el extravío de un arma de reglamento.

Los nuevos acusados son los tenientes Víctor Medina Arvelo y Kenny Joel Hernández, así como el sargento segundo Guillermo Marín Alvarado.

Con estas tres nuevas acusaciones, suman seis los militares presuntamente vinculados con este caso, pues también estas privados de libertad el teniente coronel William José Serrano Fermín, el teniente Jaime Jaramillo Navas, y el sargento primero Gerson Ramírez Estévez.

Los fiscales 39 nacional y 81 del Área Metropolitana de Caracas (AMC), Juan Carlos Tabares y Tony Rodríguez, respectivamente, acusaron a los tenientes Medina Arvelo y Hernández, por ser presuntos coautores en los delitos de tortura y quebrantamiento de pactos y convenios internacionales suscritos por la República, y encubridores de desaparición forzada de personas y homicidio calificado con alevosía por motivos fútiles.

Respecto al sargento segundo Marín Alvarado, fue acusado como presunto coautor en los delitos de tortura y quebrantamiento de pactos y convenios internacionales suscritos por la República, cómplice en el delito de desaparición forzada de personas y encubridor de homicidio calificado con alevosía por motivos fútiles.

En el escrito presentado ante el Tribunal 21 de Control del AMC, los fiscales Tabares y Rodríguez solicitaron la admisión de la acusación, el enjuiciamiento de los tres efectivos de la GNB y que se mantenga la medida privativa de libertad dictada contra ellos.

Estos tres militares se encuentran privados de libertad en el Internado Judicial Yare III, ubicado en el estado Miranda.

Vale destacar que de igual forma los otros dos oficiales acusados, es decir, el teniente coronel Serrano y el teniente Jaramillo permanecen detenidos en la Dirección General de Contrainteligencia Militar, mientras que el sargento primero Ramírez se encuentra recluido en la Zona 4 de la Policía Nacional Bolivariana en El Peñón, ambas sedes ubicadas en los municipios Sucre y Baruta, respectivamente, del estado Miranda.

Los hechos De acuerdo con la investigación, a un teniente que acudió a dictar un curso para los alistados a la sede del Grupo de Acciones de Comando de la GNB en Macarao, se le perdió una pistola.

Presuntamente, Serrano, Jaramillo y Estévez que sospechaban de Guinand, lo trasladaron a un riachuelo, lugar en el que lo habrían torturado durante los días 30 de junio y el 1 de julio para que dijera dónde se encontraba el armamento.

Los militares habrían dejado el cuerpo del alistado dentro del riachuelo desde el 1 de julio, y, al parecer, lo enterraron el 06 de julio. Posteriormente, denunciaron que el joven había desertado.

De inmediato, la jurisdicción militar inició la investigación por deserción, sin embargo, el 23 de julio el personal castrense tuvo conocimiento del lugar donde se hallaba el cadáver, situación de la que fue notificado el Ministerio Público.

De esta manera, el 24 de julio una comisión de expertos adscritos a la Unidad Criminalística Contra la Vulneración de Derechos Fundamentales y de fiscales se trasladó al lugar, donde presuntamente fue torturado. Una vez en el sitio, el grupo de funcionarios realizó una excavación y se halló el cadáver de Guinand.

http://www.eluniversal.com/sucesos/130915/acusan-a-otros-tres-gnb-por-desaparicion-forzada-de-un-cabo

//////////////////////////////////

Cuarto error:

Murió niño tiroteado por GNB en Ramo Verde

Los Teques.- Luego de luchar por su vida durante más de 30 horas, el pequeño de 12 años de edad herido por la GNB falleció la madrugada de este sábado en el Hospital Victorino Santaella (HVS).

Este sábado, familiares y amigos del joven asesinado por un GNB, se hicieron presente en las adyacencias de los Tribunales en el sector El Cabotaje de la capital mirandina, donde se realizaría la audiencia preliminar en contra del efectivo castrense que hirió la menor.

“Estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias, somos vecinos de esa familia y así como les pasó a ellos, nos pudo haber sucedido a cualquier de nosotros, ese hombre debe pagar por haber asesinado de esa manera a un niño que apenas comenzaba a vivir”, dijo Evelia Rodríguez, residente del sector 5 de Ramo Verde.

“Desde mi casa se ve el lugar donde hirieron al niño, escuché el tiro y vi como se lo llevaban, no había manera de que ese guardia se confundiera, además el niño no estaba en una zona prohibida, ese lugar es visitado por todos los que viven en Ramo Verde y nunca antes había sucedido algo así”, añadió.

Además de resultar herido joven de 12 años, durante el procedimiento desplegado por la comisión militar otras dos menores de edad fueron detenidas, según comentan testigos, las bajaron de una unidad de transporte público y las trasladaron hasta la sede del comando cerca del Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF, acusadas de ser cómplices de una de las reclusas que se fugaron del penal esta semana.

“Es totalmente falso que mi nieta esté involucrada con una delincuente, ella iba a comprar una lámina de papel bond cuando la bajaron del autobús en el que viajaba, como pudo envió un mensaje a una prima y fue cuando la mamá se enteró que se la habían llevado (… ) pretenden acusarla de cómplice de unas presas fugadas, pero hay muchos testigos de que esa niña no estaba en nada extraño”, señaló Rodríguez.

El pequeño fallecido era el menor de tres hermanos por parte de mamá y el único hijo por parte de papá, estudiaba sexto grado en la Unidad Educativa Ramo Verde y solía reunirse con sus amigos para jugar en sector El Plan donde fue atacado por el Guardia.

“Era un niño tranquilo, le encantaba jugar con los papagayos, siempre estaba sonriendo, no le gustaba pelear y era el consentido de la casa, su papá lo adoraba y sus hermanas también” comentó la madre del pequeño.

Explicó que el niño fallecido resultó herido cuando el militar observó que algo se movía en un matorral y lanzó una ráfaga de disparos.

“Del INOF no se ha fugado ninguna mujer. La directora del penal se comunicó conmigo y me dijo que estaban las 880 reclusas que había durante la última semana”, informó Varela a través de una llamada telefónica.

La ministra señaló que la versión de la fuga la dieron los funcionarios de la GNB para justificar los disparos que habían hecho y con los que hirieron al niño. “La GNB es la encargada de la custodia externa de los penales. Esa versión de la fuga la dieron porque posiblemente están encubriendo a alguien”, explicó Varela.

http://www.eluniversal.com/sucesos/140427/murio-nino-tiroteado-por-gnb-en-ramo-verde

////////////////////////////////// Vuelvo a editar para añadir dos nuevos “errores”:

Detienen a tres militares por el asesinato de Álvaro Cañizales

El Ministerio Público de Venezuela informó hoy de la detención de tres efectivos del Ejército Nacional Bolivariano por su presunta vinculación con la muerte del periodista Álvaro Cañizales, director de la oficina de comunicación de la Gran Misión a toda Vida Venezuela.

“En las próximas horas, el Ministerio Público presentará a los efectivos del Ejército Nacional Bolivariano, Francisco José Reyes, Franklin Rodríguez y Andrew Alexander Zárraga, por su presunta vinculación con la muerte del periodista Álvaro Cañizales Godoy”, dijo la Fiscalía en un comunicado.

El escrito especifica que Reyes y Zárraga fueron aprehendidos en Caracas, mientras que Rodríguez fue capturado en la ciudad de Tinaquillo , donde fue hallado el cuerpo del periodista.

Cañizales, director de la Oficina de Comunicación de la Gran Misión a toda Vida Venezuela, creada por el Gobierno para combatir la delincuencia, fue hallado degollado el sábado pasado en una quebrada en la ciudad de Tinaquillo.

El periodista también se desempeñaba como jefe de prensa de la Secretaría de Cultura de la Gobernación del Zulia (oeste) y era militante del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

//////////////////////////////////

Tres PNB están detenidos: Enfermera se debate entre la vida y la muerte en Lara

Tres funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana fueron detenidos previamente luego de estar presuntamente implicados en el hecho durante el cual fue herida de gravedad una mujer de 40 años, quien se debate entre la vida y la muerte, así lo informó El Impulso .

Mary Cruz Crespo Arrieche, enfermera de profesión, recibió un impacto de proyectil en el cráneo, la madrugada del domingo, cuando se encontraba en una fiesta en el sector Los Ángeles, al norte de Barquisimeto.

A las 3.30 am., cuando el taxista la fue a buscar para llevarla hasta casa de su madre, unos motorizados pasaron por el lugar. Presuntamente los estaban persiguiendo los funcionarios de la PNB, quienes, al observar al taxista y su clienta, pensaron que los supuestos delincuentes se habían montado en el carro por lo cual dispararon hacia el vehículo causándole la herida a la dama.

Crespo Arrieche, madre de tres hijos, fue trasladada hasta la emergencia del Hospital Pastor Oropeza, y posteriormente remitida al Hcamp donde se encuentra con supuesta muerte cerebral. En horas de la tarde de ayer se conoció que el taxista también estaba detenido por averiguaciones.

Jairo Ortiz

El director de prensa y relaciones institucionales de la Policía de Miranda, Miguel Mederico, informó que un joven identificado como Jairo Ortiz Bustamante, de 19 años de edad, falleció la noche del jueves durante una manifestación en Montaña Alta, ubicado en el municipio Carrizal del estado Miranda.

Usuarios de Twitter reportaron en horas de la noche de este jueves sobre la protesta en el lugar y después indicaron que habría represión policial que provocaba heridos graves.

La víctima fue trasladada a una clínica adyacente al sector. Ortiz habría recibido un impacto de bala en el pecho.

Funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se aproximaron al lugar para reprimir la protesta. Oficialmente no se conoce la causa de su muerte, pero los reportes indican que el disparo provino de los efectivos de seguridad.