Es mi casa

Como casi todo el mundo he tenido que hacer viajes a lo largo de mi vida, unas veces por placer, otras por negocio. Cuando se viaja se queda uno en casa de algún amigo o familiar, o en un hotel. A veces el hotel es modesto, o informal, sobre todo cuando vamos en esas vacaciones familiares a la playa o algo así, otras veces son hoteles de mucho lujo y comodidad.

Estos último son realmente la tapa del frasco, sobre todo si se es mujer, eso de acostarse en una cama de sábanas limpias y tendidas sin haber tenido que pasar por el trabajo de hacerlas, comer y no molestarse ni el levantar en plato, mucho menos lavarlo, y poder dedicarse a lo que uno quiere hacer sin preocuparse de esa cosas cotidianas, es muy agradable… por un tiempo.

Creo que todos conocemos esa sensación de llegar de viaje, sin importar lo bien que nos haya ido, quitarse los zapatos y sentir que del fondo del corazón nace una frase: “¡Al fin en casa!” ¿que curioso verdad? Esa sensación de gratitud por estar en casa, aún cuando estar en casa significa a veces más trabajo.

Incluso, alguna vez, después de casado, por alguna razón se tiene uno que quedar en la casa paterna, esa donde creció, y aún durmiendo en la misma cama, en la misma habitación, y siendo que mayor confianza que lo que hay con los padres no puede haber, uno siente que algo no es del todo cómodo, porque por mucho que quiera uno a sus padres, aquella ya no su casa.

Y la expresión es frecuente, al menos yo la he escuchado mucho, “es que no hay como la casa de uno”, y claro, la infaltable “es que el casado, casa quiere”. Sabiduría popular que llaman.

No son pocas las veces que me preguntan porque no me voy del país, y la verdad, no tengo argumentos racionales, por eso usualmente me limito al silencio, tienen razón ¿por qué no me voy? Pues porque en algunos aspectos manda el corazón y no la razón, no me voy porque esta es mi casa.

No les voy a mentir, me cuesta expresar esto, porque se me hace un nudo en la garganta, y las palabras me faltan, expresar lo que se piensa es mucho más fácil que expresar lo que se siente, y yo por Venezuela, siento.

Lo que yo soy, lo que me formó, mis recuerdos infantiles, mis risas, mis llantos, mis tropiezos, mis triunfos, en resumen, mi vida, están en Venezuela, para lo bueno y para lo malo. ¿Irme? Sí, claro, puedo, y quizá no solo puedo, sino que debo, es, como mucho me lo han dicho, una forma de mejorar mi calidad de vida.

Pero irme significaría para mi, arrancarme la mitad del alma, dar el portazo a un legado, a un vida, a un sentir, y no puedo evitar preguntarme ¿arrancarse el alma es mejorar la calidad de vida? ¿Arrancarme el amor que siento es calidad de vida? Debo entonces concluir que para vivir con calidad, hay que amputar la mitad de la vida ¿y eso es realmente vida?

Sí, ya sé, muchos me dicen “pues yo me fui y no lo lamento ni un poco, ahora vivo mucho mejor y ni pienso en volver” ¡mentiras! Sé que es mentira porque me hablan de Venezuela, viven pendientes de la noticias, a veces incluso para hablar mal de ella, y opinan, y proponen, y hacen, pero sobre todo, piensan, piensan en Venezuela.

Decir que no les importa es absurdo, totalmente absurdo, porque es como… bueno, es como el hombre que deja a una mujer y todo el día habla de ella, de sus defectos, de lo mala mujer que es, de como su vida ha mejorado desde que no está con ella, que ya ni la piensa ni la quiere, y uno no pude dejar de preguntarse ¿y si no la quieres porque vives hablando de ella?

Lo que pasa con los venezolanos es que nos sienta muy mal el “transplante”, son muy pocos los que realmente se marchan y no vuelven la vista atrás, pero la mayoría, dejan en esta tierra un pedacito del alma, incluso aquellos que no habiendo nacido aquí, pasan algunos años y regresan a su sitio de origen, y sin ser paridos por esta tierra, le dejan una parte de la vida.

Yo no sé que tiene esta tierra que es ladrona de almas, el que aquí viene y se queda un tiempito, deja “algo” que a veces ni sabe que es. Y eso que es tierra ingrata, porque maltrata, porque es un amor sufrido y doloroso.

No me puedo ir, debería, lo sé, pero no puedo, soy cobarde, muchos creen que los que se van son los cobardes, eso es mentira, los que nos quedamos somos los cobardes, irse requiere de un cerro de voluntad, irse es cerrar los ojos al dolor y arrancarse un pedazo sin pensarlo mucho.

Y bueno, sí, mi casa ahora está invadida por una horda de bárbaros, en parte es mi culpa, es culpa de todos, vimos un termita aquí, otra allá, y no le paramos pelota por cómodos, total ¿que es una termita?, luego se rompió una ventana, pero ¡ah! ¿que es una ventana? Luego una filtración, que era apenas una mancha minúscula en la pared, una baldosa rota que no ameritaba el trabajo de romper el piso para arreglarla, contratamos una doméstica que se robó una silla, pero solo era una silla, quedaban más sillas, así que no importó tanto, y así, poco a poco, casi imperceptiblemente, la casa se convirtió en ruinas, y como pasa siempre, la ruina atrae a los malvivientes que se aprovechan para terminar de desvalijar lo que no es de ellos.

Puedo irme, sí, a vivir en una casa prestada, que no es mía, que por mucho que lo intente jamás será completamente mía. O puedo quedarme, enfrentar a los malvivientes, intentar e intentar una y otra, y otra vez, para hacerle entender a mis hermanos que esta es nuestra casa, que tenemos derechos sobre ella, que es la casa que construyeron nuestros padres, que tenemos derecho a ella, no podemos dejar que unos salvajes nos pongan de patitas en la calle.

Sacar a los malvivientes, será duro, reparar la casa después de tantos años de abandono, lo será más aún, pero el placer de poder llegar, quitarse los zapatos y pensar “estoy en casa”, creo que merece eso y más. Lo siento, pero es que yo no puedo resignarme a ser una damnificada.

© 2010, Ernetinas Mogollones. Bajo licencia Creative Commons by-nc-nd. Al copiar usted debe colocar un enlace a la publicación original.

Digiprove sealThis blog post has been Digiproved

17 Comentarios para “Es mi casa”

  1. desdeelimperio dice:

    Sí, ya sé, muchos me dicen “pues yo me fui y no lo lamento ni un poco, ahora vivo mucho mejor y ni pienso en volver” ¡mentiras! Sé que es mentira porque me hablan de Venezuela, viven pendientes de la noticias, a veces incluso para hablar mal de ella, y opinan, y proponen, y hacen, pero sobre todo, piensan, piensan en Venezuela.
     
    Decir que no les importa es absurdo, totalmente absurdo, porque es como… bueno, es como el hombre que deja a una mujer y todo el día habla de ella, de sus defectos, de lo mala mujer que es, de como su vida ha mejorado desde que no está con ella, que ya ni la piensa ni la quiere, y uno no pude dejar de preguntarse ¿y si no la quieres porque vives hablando de ella?

     
    Ernetinas, es que lo contrario al amor no es el odio: es la indiferencia. Por muy agradecido que este un venezolano con la nueva tierra que lo acogio y le permite prosperar y vivir con calidad y tranquilidad, nunca se olvida de su tierra, y siempre la recuerda con nostalgia, con dolor, con tristeza, con resentimiento o con alegria, pero se acuerda de ella siempre. Todavia no me he encontrado al primer indiferente. ¡Por algo sera!
     

    Lo que pasa con los venezolanos es que nos sienta muy mal el “transplante”, son muy pocos los que realmente se marchan y no vuelven la vista atrás, pero la mayoría, dejan en esta tierra un pedacito del alma, incluso aquellos que no habiendo nacido aquí, pasan algunos años y regresan a su sitio de origen, y sin ser paridos por esta tierra, le dejan una parte de la vida.
    Yo no sé que tiene esta tierra que es ladrona de almas, el que aquí viene y se queda un tiempito, deja “algo” que a veces ni sabe que es. Y eso que es tierra ingrata, porque maltrata, porque es un amor sufrido y doloroso.

     
    Este poeta expreso muy dulcemente, cantandole a una tierra que no era la suya ni la nuestra, lo que siente un venezolano aventado de su patria por esta tempestad inclemente que no termina:
     
    http://www.youtube.com/watch?v=oYxKIqb87TQ
     
    ¡Se me cayo la cedula!
     
    ¡Dios permita que alcancemos a ver el final de esta espantosa pesadilla!
     

    Responder
  2. Paul People dice:

    El problema en mi caso, mi negra, son los muchachos.   O mejor dicho, a lo que estan expuestos o de lo que podrian ser victimas los muchachos.
    Por que demas esta decir que la Venezuela de hoy no es ni por lejos la Venezuela en la que yo creci.
    Y a pesar que le encontraba restos y vestigios de lo que habia sido aquel maravilloso pais, por que para mi lo fue, eran muchas mas las cosas negativas que las positivas.   Aun dejando a un lado el regimen, era delincuencia, era zozobra, era apatia ciudadana, viveza, era la arrechera de que por mas qe trabajara o tuviera tiempo y plata para darle lo que quisieran ellos o quisiera yo, simplemente no se podia por que…no hay.
    Por que no supe aceptar, Ernestina, que mis hijos no entendieran la inaplicabilidad de los valores que yo intentaba inculcarles: no seas vivo, no te colees, haz las cosas bien, acepta tus responsabilidades, trabaja duro, se honesto, ayuda al mas debil, lucha contra las injusticias.  Todo dentro de su undo y entorno, que fuera de casa eran su colegio y sus amigos.
    Siempre me acuerdo de un libro que tenia en no me acuerdo cual grado, donde salia una ilustracion en la que 2 hombres transitaban por 2 caminos difentes para llegar al mismo objetivo.  El de la izquierda (subliminal? Grin) se veia limpio, erguido, caminaba con orgullo y sonreido, a pesar que tenia por delante un camino mas largo y sinuoso pero limpio.  El de la derecha comenzaba un camino corto y directo, pero lleno de arboles torcidos y ramas espinosas, su figura era encorvada, su ropa eran harapos y su cara siniestra.  Y basicamente la moraleja era que el camino del bien es mas largo, pero se transita con satisfaccion, el del mal es corto, pero tiene su precio.
    Eso, en la Venezuela que vivieron mis hijos no aplicaba.  El no ser vivo generalmente significaba que se te coleaban una chorrera de carajitos en la cola de la cantina o en el colchon inflable, y tu sabes que duele? verle la cara al carajito de uno que te mira sin entender preguntandose: pero bueno, por que yo si tengo que hacer la cola y todos estos no la hacen, si no que se me colean?  Mi papa es una ladilla o un loco de carretera,   Por que el hacer las cosas bien muchas veces no era muy diferente que hacerlas regular o hasta maloso, total, la mediocridad es signo hasta en la educacion hoy en dia.  Por que el aceptar las responsabilidades era un sacrificio que podia conllevar hasta un castigo, mientras que mentir o evadirlas era mas facil y por lo general se puede uno salir con la suya.  Por que el trabajo duro y honesto no era muy diferente al mediocre, y definitivamente inferior al que se complementaba con ciertos aderezos como la «amistad», el «pana» y hasta el pago que podia ayudar en mucho.  Por que el ayudar a un debil o luchas contra una injusticia la mayoria de las veces significaba meterse en un problema, muchas veces enredarlo, no solucionar nada y para colmo un llamado de atencion tipo: para que te metes en eso, si no es tu problema.
    Esa es la Venezuela que no quise para mis hijos. O mejor dicho el pais que no quise para mis hijos.  Y si, se me quedo un pedazo del alma.   Y honestamente reconozco que si no fuera por mis hijos ni de vaina me hubiera ido, por que ademas estaba comodo.  Pero que carajo, eso le pasa a uno por pendejo, por estar teniendo muchachos y pa colmo prentender que salgan buenos y sean algo en la vida, no te digo yo, es que uno como que pide mucho, no?

    Responder
    • Draco dice:

      Si te preocupaba haber perdido el chorizo de texto, pues lo entiendo, debe dar arrechera.

      El blog tiene un sistema bastante eficiente de detección de spam, pero a veces, algunos mensajes válidos disparan las medidas de protección.  Lo malo es que todavía no consigo que es lo que lo dispara.  En tu caso debe ser una palabrita desafortunada, luego lo reviso contra la lista a ver que consigo.

      Responder
      • PaulPeople dice:

        Pues honestamente, arrechense si quieren, mi primer pensamiento fue que alguien debia leer lo escrito a ver si se podia publicar.
         
        Lo que mientan CENSURA, pues.
         

        Responder
    • Ernetinas Mogollones dice:

      Yo lamento informarte que el webmaster de este site, incluído el foro, es un consagrado hijueputa, aún con todo lo decente que es mi suegra y que la pobre no tiene culpa alguna de que su retoño sea como sea.
      En dos platos, el webmaster de marras dice que media hora es suficiente para editar lo que uno quiera editar y luego de pasado ese tiempo, ajo y agua ¡a joderse y aguantarse!
      De todas formas, el webmaster está fuera de cobertura, es decir, está off, cuando esté en modalidad Web-on, seguro le puedes pedir que te haga la segunda.
      ¡Ah! y gracias por tu escrito, me has dado material para escribir, que estaba yo bajita, el muso creo que anda estítico.

      Responder

Deja un comentario

Click para insertar emoticon

SmileBig SmileGrinLaughFrownBig FrownCryNeutralWinkKissRazzChicCoolAngryReally AngryConfusedQuestionThinkingPainShockYesNoLOLSillyBeautyLashesCuteShyBlushKissedIn LoveDroolGiggleSnickerHeh!SmirkWiltWeepIDKStruggleSide FrownDazedHypnotizedSweatEek!Roll EyesSarcasmDisdainSmugMoney MouthFoot in MouthShut MouthQuietShameBeat UpMeanEvil GrinGrit TeethShoutPissed OffReally PissedMad RazzDrunken RazzSickYawnSleepyDanceClapJumpHandshakeHigh FiveHug LeftHug RightKiss BlowKissingByeGo AwayCall MeOn the PhoneSecretMeetingWavingStopTime OutTalk to the HandLoserLyingDOH!Fingers CrossedWaitingSuspenseTremblePrayWorshipStarvingEatVictoryCurseAlienAngelClownCowboyCyclopsDevilDoctorFemale FighterMale FighterMohawkMusicNerdPartyPirateSkywalkerSnowmanSoldierVampireZombie KillerGhostSkeletonBunnyCatCat 2ChickChickenChicken 2CowCow 2DogDog 2DuckGoatHippoKoalaLionMonkeyMonkey 2MousePandaPigPig 2SheepSheep 2ReindeerSnailTigerTurtleBeerDrinkLiquorCoffeeCakePizzaWatermelonBowlPlateCanFemaleMaleHeartBroken HeartRoseDead RosePeaceYin YangUS FlagMoonStarSunCloudyRainThunderUmbrellaRainbowMusic NoteAirplaneCarIslandAnnouncebrbMailCellPhoneCameraFilmTVClockLampSearchCoinsComputerConsolePresentSoccerCloverPumpkinBombHammerKnifeHandcuffsPillPoopCigarette