Opinión

Mierda veo, mierda quiero

Llego el mundial y como cada 4 años los venezolanos nos hacemos “La Pregunta Deportiva” que religiosamente nos hacemos en cada mundial: “¿Y por que no tenemos un equipo de fútbol campeón?”. Claro, luego pasa el mundial, viene El Juego de Las Estrellas, el Round Robin, la serie del Caribe, y todo lo demás, entonces se evaporan las telarañas futboleras y vamos, a lo que vamos.

En mi calle veo a los niños (y más de un zagaletón) improvisando pelotas hechas con cinta eléctrica, bates con cualquier palo y jugar todos los días. Y cada cuatro años esta costumbre se ve sustituida por improvisados arcos y pelotas nuevecitas, que se ve que uso, lo que se dice uso, no tienen mucho.

Así tenemos que un niño venezolano, como mucho pasará por tres mundiales, que le dará pasión por el fútbol por 3 meses de su vida, del resto, todos los años, y todos los días, soñará con beisbol. De los barrios han salido muchos beisbolistas que han llegado a ocupar lugares de estrellato, que ganan fortunas al ser contratados por otros países, porque nuestras calle son un diamante permanente, donde la palabra “pelota” tiene su propio significado, pelota es un objetos pequeño que se usa para lanzar, batear y atrapar, no es un pelota grande para patear. Si alguien usa la expresión “vamos a jugar pelota” todos entendemos que es, lo que es, béisbol, no fútbol, no billar, no tenis, es béisbol.

No me imagino yo, la verdad, a un brasileño o argentino soltando los mocos “¡Coño, ¿por que no tenemos un equipo de béisbol como el de Venezuela?” como no me los imagino usando camisas del Magallanes o los Leones como sí veo a Venezolanos usando camisas del Real Madrid o el Barca.

Y no dejo de preguntarme ¿de donde nos viene este complejo? ¿por que los venezolanos somos tan “mierda veo mierda quiero”? ¿por qué nos cortamos las venas porque queremos ser todo aquello que no somos y minimizamos lo que sí somos?

Y así se nos va la vida, envidiando todo lo que no somos, menospreciando todo lo que somos, porque los venezolanos, en el fondo, somos el país del mundo donde más se nota la endofobia, nunca nos hemos aceptado, nunca nos hemos querido, nunca nos hemos estimado. Lo que viene a explicar muy bien el gobierno (es un decir) que padecemos, en el fondo aceptamos este gobierno porque estamos convencidos de que lo merecemos.

Vamos a aceptarlo, en Venezuela el fútbol es un deporte marginal, y cuando hablo de marginal me refiero a que es de relleno, esa vaina que está ahí porque sobra espacio y nada más, no porque realmente nos guste.

En fin, ya se les pasará, lo veo cada 4 años, la misma canción, el mismo lamento, pero no se preocupen, en poco vendrá la pelota, lo que para nosotros es la pelota, nos echaremos vaina, nuestros niños jugarán como siempre, como lo han hecho toda la vida, y la depre mundial que nos ataca cada 4 años, ya se nos pasará de nuevo.